Yoga: beneficios de la postura del niño

Yoga: beneficios de la postura del niño

Si no es la mejor, está entre las mejores entre las posturas de yoga más reconfortantes. La postura del niño, es una postura que ayuda a tu cuerpo a volver a la calma.

En Oh My Mag, sabemos que el estrés puede llegar a ser un asesino silencioso. Para poder enfrentarlo, muchas personas acuden al yoga para lograr esa paz interior y esa calma que buscan. Muchas de las posturas, como la postura del perro hacia arriba, ponen en desafío la musculatura, la flexibilidad, la coordinación, pero no todas son así. Por ejemplo, la postura del niño es una postura de óptima relajación. Una postura que hay que hacer a diario, si quieres beneficiarte en tu día a día.

Cómo hacer la postura del niño correctamente

Aunque muchos piensen que la postura del niño es sencilla de hacer, también tiene su método. Esta postura, conocida como Balasana en el mundo yóguico, hace que vuelvas a tus orígenes. Y no se trata de tirarte al suelo y encogerte. Sino de seguir unos pasos, para hacerla correctamente, si no quieres lesionarte.

- Nos colocamos en la manta de yoga, ya que es un ejercicio de suelo y vas a estar presionando tu cuerpo contra el suelo.

- Juntamos las piernas y nos ponemos de rodillas. Después, apoyamos suavemente el resto del cuerpo sobre los talones. Notarás que los muslos quedan bien tirantes.

- Haz que tu cuerpo descanse en su totalidad sobre los talones, haciendo que los dedos pulgares se toquen. En esa posición abrimos un poco las piernas, para que quede un huevo delante de nosotros. Tiene que abrirse hasta llegar al ancho de las caderas.

- Después, suavemente nos inclinamos hacia delante, manteniendo el coxis en la zona, pero estirando la espalda hacia delante.

- Nuestra frente debe tocar el suelo y así descansar toda la espalda, que permanecerá estirada.

- Los brazos, pueden quedarse a ambos lados del cuerpo. Pero si quieres estirar más la espalda, puedes llevarlos por delante de ti y así conseguir más beneficios.

Beneficios de la postura del niño

Leer más
El estado de las uñas puede reflejar el estado de salud

Tras ver cómo se hace a la perfección la postura del niño, hay que avisarte que al principio estarás tenso. Muchas personas no están acostumbradas a tomar esta postura y, por lo tanto, el cuerpo tiene que ir adaptándose. Puede que no lo consigas el primer día y que no termines de estar cómodo. Pero verás cómo en pocos días, tu cuerpo se adapta. Verás que no te cuesta hacer la postura y que te sientes súper relajado al hacerla. Pero además, notarás muchos beneficios.

- Estira toda la zona lumbar de la espalda, lo que te permitirá evitar tirones y que esa zona se cargue con el paso del tiempo ya sea por trabajo o por otra situación.

- Cuando lo realizamos con los brazos adelantados, podemos estirar también estas extremidades y los mismos hombros.

- Aumenta la flexibilidad de las piernas, ya que te permite estirarlas cuando nos sentamos en la posición inicial.

- Se trata de una postura de lo más relajante, por lo que su principal beneficio cuando se domina esta asana es la eliminación del estrés a lo largo del día y la relajación total del cuerpo.

Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración