Beneficios de la postura de la pinza de pie

Beneficios de la postura de la pinza de pie

Para aquellos que ven la postura de la pinza como algo imposible, dejadnos deciros que nadie nació sabiendo hacer esta asana desde que nació. Como todo es entrenamiento y dedicación.

Para ello, os enseñaremos los pasos para ejecutar de manera correcta la postura de pinza y por supuesto, estudiaremos los beneficios que aporta a nuestro cuerpo, practicar la postura de la pinza o uttanasana. Te lo enseñamos todo en Oh My Mag.

Que es la postura de la pinza de pie

Se trata de una asana que muchos piensan que es para profesionales. Pero se trata de una postura a la que podemos llegar todos, con un poco de dedicación. Se trata de la postura en donde estás de pie y doblas todo el cuerpo hacia delante, hasta hacer que tu cabeza acabe pegada a los tobillos, sobre el empeine de tus pies. Todo esto, claro está, con las piernas bien erguidas. Hay una serie de beneficios que rodean a esta postura tan llamativa:

- Alivia la ciática.

- Relaja todo el cuerpo.

- Aumentas la flexibilidad. 

- Aprendes a respirar mejor, para poder hacer el asana.

- Calmas la ansiedad.

- Alivias los dolores de espalda y hace que la refuerces para que no tengas tirones.

- Ayuda a que tengas una postura correcta cuando estés de pie.

- Previene la escoliosis.

- Favoreces los músculos, especialmente, los gemelos.

- Ayuda al buen funcionamiento de la circulación y al drenaje linfático.

- Mejora la digestión porque moviliza los órganos.

- Refuerza la columna vertebral haciendo que ésta se vuelva más flexible.

- Es una postura que puedes aprender de manera sencilla si practicas un poco cada día.

Cómo hacer la postura de la pinza

Todo logro implica un esfuerzo y un proceso. Con la postura de la pinza, es lo mismo. Tenemos que empezar a trabajar la flexibilidad y el estiramiento de diferentes partes de nuestro cuerpo. 

Para ello empezamos con la media pinza. En donde con los pies juntos y las piernas rectas, inclinamos nuestro cuerpo hacia delante, hasta apoyar las manos en el suelo. Debemos mantener al máximo, las piernas estiradas, para que puedan trabajar esa flexibilidad. Podemos ayudarnos con algún objeto que nos permita apoyarnos en el suelo, si no llegamos a la primera.

Aguantamos la postura durante unos segundos y volvemos arriba. Repetimos un par de veces más. Cada día, te va a costar menos llegar al suelo, cada día, verás cómo está tu frente más cerca de los tobillos. Sólo necesitas repetir estos ejercicios cada día, para lograrlo.

Contraindicaciones de la postura de la pinza de pie

- En ocasiones, aunque tenga muchos beneficios, esta asana no debería practicarse a no ser que consultes con un especialista.

- Si estás embarazada, no podrás hacerla correctamente, así que no te fuerces.

- Tampoco si tienes dolores intensos de espalda. No puedes forzar un músculo que está dañado. Recupérate primero.

- Y ten cuidado si a tu mascota no le gusta que practiques yoga, porque podría desconcentrarte y hacer un mal movimiento.

- No te fuerces a llegar abajo el primer día. ayúdate con bloques para apoyarte en el suelo.

Leer más
Pasos para hacer la postura de marichi

Siempre que tengas en cuenta estas contraindicaciones y tomes las medidas necesarias, podrás disfrutar de los beneficios de la postura de la pinza. Empieza poco a poco y después sorpréndete de cómo mejoras en poco tiempo. 

Imagen: Yogia 

Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración