Una joven madre accidentalmente aplica este cuidado a su cuerpo y así le salva la vida.

Una joven madre accidentalmente aplica este cuidado a su cuerpo y así le salva la vida.

La joven madre Hollie Drynan se aplicaba unos cuidados corporales frotándose el cuerpo sin saber que su vida se salvaría gracias a ello.

Hollie Drynan dice que le debe la vida a su crema hidratante. Descubrió un bulto en su pecho mientras se aplicaba un aceite de masaje, según informa el periódico británico Dailymail.

Aplicarse crema le salvó la vida

Hollie Drynan, de 27 años de edad, luchó contra un dolor abdominal intenso durante cinco meses. Su médico de cabecera descartó que fuera dolor de regla general y la intolerancia al gluten. La joven madre de Chelmsford (Inglaterra) buscó desesperadamente una manera de aliviarse y optó por masajear su estómago con un aceite relajante. Después se aplicaba lo que le sobraba sobre los senos.

Fue así como descubrió un bulto duro en su seno izquierdo que eventualmente se diagnostica como cáncer. Después de seis meses de quimioterapia, mastectomía y reconstrucción mamaria, Drynan finalmente no tiene cáncer.

La mutación genética conduce al crecimiento celular descontrolado

Una prueba de ADN reciente muestra que su gen TP53 tiene una mutación. TP53 normalmente suprime los tumores: los defectos en el gen pueden hacer que las células se dividan de manera incontrolable.

Drynan, quien luchó contra un tumor cerebral en 2005, ahora teme que se pase la vida entera preguntándose si tiene cáncer. "Todavía no tengo idea de por qué tenía dolor abdominal intenso, pero me alegro de que fuera así, de lo contrario no habría encontrado el bulto en mi pecho".

Quimioterapia y reconstrucción mamaria

La mujer de 27 años tiene que someterse a una quimioterapia, lo que le va a provocar la pérdida del cabello: "era peluquera y siempre estaba orgullosa de mi aspecto, pero al final lo llevé mejor de lo que creía", explica.

También le tuvieron que extirpar cinco ganglios linfáticos después de que las pruebas revelaran que las células cancerosas se habían diseminado. Después del tratamiento, Drynan ha reconstruido su seno con grasa del resto de su cuerpo. "Probablemente me extirparán el seno derecho en el futuro", dijo la joven de 27 años, "porque existe un riesgo del 80 por ciento de cáncer recurrente".

Leer más
Su novio la llamaba "vaca gorda" y decide dar un cambio a su vida con una transformación radical

Mientras tanto, su hija Bella, de 18 meses, la ha hecho mantener su actitud positiva: "los últimos nueve meses han sido una montaña rusa emocional para mí, pero tuve que mantenerme fuerte con mi niña", dijo Dryan. "Ella me da valor todos los días".

"Recibí las peores noticias que una madre joven puede recibir, pero después de ocho largos meses, finalmente estoy en recuperándome y tengo un nuevo cuerpo, soy una persona positiva, me hice amiga de otros pacientes después de la cirugía y nos reímos tanto que pensé que mis costuras estallarían".

Optimista sobre el futuro

Aunque se esfuerza por mantenerse optimista, Drynan teme que debido a su mutación genética siempre tenga el riesgo de contraer el tumor: "probablemente pasaré el resto de mi vida preguntándome si tengo cáncer", explica. "Pero seguiré manteniéndome fuerte y disfrutando de la vida tanto como pueda con mi hermosa hija".

Marta A
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración