Una fotógrafa logra captar un fenómeno que solo tiene lugar cada 80 000 embarazos

Una fotógrafa logra captar un fenómeno que solo tiene lugar cada 80 000 embarazos

Robin Parker es una fotógrafa especialista en nacimientos que se alzó con el premio de la International Association Professional Birth Photographers de 2016. La fotógrafa consiguió captar un momento mágico del parto de una pareja en la bañera de su casa.

No son muchas las madres, y las parejas en sí, que se atreven a dar a luz a sus hijos en casa y menos en la bañera. La posibilidad de que surjan complicaciones durante el parto puede llevar a la pareja a tener que trasladarse de urgencia al hospital.

Dar a luz en la bañera es una manera natural de traer un niño al mundo que se seguía en el antiguo Egipto. Los partos en la bañera favorecen la dilatación de la madre, ayuda a disminuir la intensidad de los dolores, reduce el tiempo del parto y favorece la transición del feto que pasa de estar en contacto con el líquido amniótico al agua de la bañera a temperatura ambiente.

No obstante, si decides llevar a cabo un parto en la bañera deberás asegurarte, antes del alumbramiento, que el bebé está tomando una correcta posición los días previos al parto y que no tienes la presión arterial alta. También es aconsejable que un equipo médico os acompañe en el momento del parto para examinar al recién nacido, comprobar que está en perfectas condiciones y que no hay ningún peligro para el bebé ni para la mamá.

Un parto de mellizos en la bañera

Una pareja de California decidió dar a luz a sus mellizos en la bañera de casa y además contrataron los servicios de Robin Baker, una fotógrafa especializada en la inmortalización de nacimientos. Pese a los riesgos que supone y, que aún encima iban a traer al mundo a dos bebés mellizos, la pareja decidió llevar a cabo este tipo de parto natural porque ya habían pasado por otro parto en casa y tenían experiencia.

Sin embargo, la pareja había avisado a un equipo médico para que los asistieran en caso de que se produjeran complicaciones. Desafortunadamente, el parto se adelantó y el equipo médico no llegó a tiempo. La mujer se puso de parto y fue Robin Baker quien ayudó a la pareja a preparar la bañera y la llegada de los bebés: “Entre las contracciones y mientras tomaba fotografías, me concentré en ayudarlos a preparar el espacio para el nacimiento. Tengo experiencia en los partos en casa, así que sabía lo que debía hacerse”, declaró Baker.

El primer bebé llegó a la media hora de que la mamá comenzara a empujar en la bañera y permaneció en los brazos de su madre mientras esperaban a su hermanito. Mientras tanto, Robin captaba cada minuto de este bonito momento que demuestran que un parto es algo mágico.

La sorpresa llegó con el nacimiento del segundo bebé, quien estaba muy agustito dentro de su bolsa amniótica y decidió honrar a sus papas y a la fotógrafa, quien tenía el objetivo de su cámara preparado, con este tipo de nacimiento que se da una vez cada 80.000 embarazos.

De hecho, la foto que Robin tomó de este segundo bebé en su bolsa amniótica y de la mamá con su primer bebé sobre su pecho fue premiada por la International Association Professional Birth Photographers en 2016.

Leer más
Una chica pone decolorante en el champú de su novio y el resultado es cómico

Y no es para menos, la foto capta a la perfección y de manera muy entrañable ese bonito momento que vivió esta familia numerosa. ¡Puedes verla en el video!

Rayzza Burgo
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración