Un niño de 10 años se deja crecer el pelo durante dos años para donarlo

Thomas Waller decidió dejar crecer su pelo durante dos años para donarlo a la fundación Little Princess Trust, que se dedican a fabricar pelucas para niños que han sufrido cáncer y han sido sometidos a la quimioterapia.

Un niño de 10 años se deja crecer el pelo durante dos años para donarlo
Leer más
Leer más

La historia de Thomas Waller empieza el día en el que descubre que los niños que son sometidos a la quimioterapia para vencer el cáncer pierden todo su pelo. Investiga y descubre que hay fundaciones, como Little Princess Trust, que hacen pelucas como cabello natural para estos niños.

A sus 10 años de edad, sabe que es injusto lo que estos niños pasan.

Dijo que era injusto y que se sentían tristes, así que decidió dejarse crecer el cabello para donarlo

Contaba su madre acerca del momento en el que el niño tomó su decisión: dejarse crecer el pelo durante dos años y donar su pelo a la fundación.

Dos años sin ir al peluquero

Sus padres se sintieron muy orgullosos en el mismo momento en el que Thomas manifestó su idea. Su misión tardaría al menos dos años en completarse, así que se movieron para facilitarle la tarea todo lo posible.

Hablaron con el director de su centro y le contaron la razón por la cual el niño empezaría a llevar el pelo largo, con la intención de que no lo obligaran a cortárselo.

El centro aceptó apoyar a Thomas en su misión. Pero eso no le puso las cosas fáciles con sus compañeros.

Le decían que parecía una niña, y lo llamaban Gareth Bale, como el jugador de fútbol británico. No obstante, esto no hizo que Thomas desistiera de su empeño, y por fin pudo donar su larga melena rizada a la fundación Little Princess Trust.

La organización ha informado que gracias al empeño del pequeño, podrán fabricarse siete pelucas naturales que irán directamente a niños que las necesiten. Y no solo eso, el esfuerzo de Thomas ha inspirado a su equipo de fútbol, el Broomfield FC, que ha donado 5.500 dólares a la fundación.