Un ginecólogo diagnosticó como enfermedad la homosexualidad de una joven

Mientras consultaba a un ginecólogo, una joven paciente lesbiana descubrió que el médico había consignado en su expediente un "diagnóstico" de "Enfermedad actual: homosexual".

Un ginecólogo diagnosticó como enfermedad la homosexualidad de una joven
Leer más
Leer más

Ir al ginecólogo cuando eres una mujer que tiene relaciones con otras mujeres puede ser un poco una carrera de obstáculos. Esto se ilustró una vez más el 4 de octubre en Murcia, cuando una mujer, Alba Aragón de 19 años que acudió al ginecólogo por un problema menstrual fue "diagnosticada" como Enfermedad "homosexual". Su familia, apoyada por un colectivo local LGBTQI+, presentó una denuncia ante el gobierno regional, la consejería de salud y el servicio regional de salud.

El incidente lesbofóbico tuvo lugar en el Hospital Reina Sofía de la ciudad de Murcia. La joven fue examinada y luego se le entregó un papel con las palabras "Enfermedad actual: homosexual". Su madre y ella, indignadas, presentaron una denuncia a este centro para que o bien despidieran al ginecólogo o lo cambiaran de sector, luego acudieron al colectivo LGTBI Galactyco, que a su vez remitió varios escritos a la Consejería de Salud de Murcia exigiéndoles una disculpa a la paciente.

Un diagnóstico "alarmante, inaceptable e intolerable"

El colectivo local LGBTQI+ Galactyco, al que se ha dirigido la familia, quiere una explicación y una disculpa por la forma en que se trató al paciente. En un comunicado, dice:

"La Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales en 1990 y, sin embargo, 31 años después sigue habiendo profesionales en los servicios sanitarios de Murcia que consideran la orientación sexual como una enfermedad."

Galactyco también afirma que el caso no fue ni mucho menos un caso aislado. "Nuestra asociación ha recibido innumerables denuncias de trato degradante por orientación sexual o de género", dice el colectivo antes de añadir:

"Nos parece alarmante, inaceptable e intolerable que hoy en día haya profesionales responsables de nuestra salud, pero que ignoren la realidad de las personas LGBTQI+."

Un portavoz del servicio regional de salud dijo que:

"se tomarían todas las medidas necesarias para establecer los hechos correctamente y proceder en consecuencia".

Alegó un error del hospital, que tendrá que pedir disculpas al paciente.

Por último recalcar que, hacemos avances en cuanto a la "libertad de amar" todavía queda mucho por hacer ya que en más de 70 países la homosexualidad está tipificada como delito y las personas experimentan violencia y persecución debido a su orientación sexual o su identidad de género.