Un accidente doméstico la dejó irreconocible pero ahora tiene una razón para sonreír
Un accidente doméstico la dejó irreconocible pero ahora tiene una razón para sonreír
Un accidente doméstico la dejó irreconocible pero ahora tiene una razón para sonreír
Lire la vidéo
Leer más

Un accidente doméstico la dejó irreconocible pero ahora tiene una razón para sonreír

Cuando era niña fue víctima de una explosión de gas, pensó que nunca encontraría el amor después de lo sucedido. Sin embargo, el destino le tenía preparado algo mucho mejor.

Cuando Ana Pack tenía 14 años su rostro quedó totalmente desfigurado, el 80% de su rostro y cuerpo quedaron completamente quemados. Su padre murió en este mismo accidente cuando tiro una colilla que provocó la explosión de gas en su camión.

Un trágico accidentes que cambió la vida de Ana y de su familia para siempre. Ana a partir de ese día, pensó que nadie la querría.

"inmediatamente sentí que nadie me querría, ningún hombre me encontraría atractivo.Estaba destinado a estar solo toda mi vida"

Pero pese a esto Ana nunca culpo a su padre. Con los años, Ana se enfrentó a muchas operaciones de injertos de piel, ella pensaba que nunca conocería el amor. Sin embargo, llegó a su vida Raymundo Valez, un joven que la vio a ella y no a sus cicatrices.

Se conocieron por amigos en común, enseguida congeniaron y pasaban mucho tiempo juntos. Al final irse a vivir juntos fue el paso y la decisión más natural. En 2019 Ana se sentía muy cansada y fue al médico.

Allí le dieron la noticia más feliz de su vida " estaba embarazada". Su embarazo se desarrolló perfectamente y ahora son padres de una preciosa niña. Ana pasó de pensar que nunca encontraría el amor a ser madre y sentirse la mujer más querida del mundo.

Fuente: The Sun


Además
Sin conexión
Verifique su configuración