‘Sexy a lo bestia’, el reality para ligar de Netflix donde las apariencias siempre engañan

Aunque cuando pensamos en realities siempre nos viene a la mente Telecinco, no es el único canal donde disfrutar de estos formatos. De hecho, los americanos y los británicos nos llevan mucha ventaja. Para muestra, esta versión pro de ‘First Date’ que emite Netflix.

‘Sexy a lo bestia’, el reality para ligar de Netflix donde las apariencias siempre engañan
Leer más
Leer más

El modelo español de reality actual presenta dos vertientes básicas: el tipo talent show o el reality puro donde dominan los personajes famosos o al menos que ya conoce la audiencia de su canal.

La mayoría de los formatos actuales en España son adaptaciones patrias de los más exitosos a nivel internacional. Sin ir más lejos, 'Gran Hermano', 'Supervivientes' o 'La Isla de las Tentaciones'. ¿Os imagináis 'La Última Tentación' con todos los concursantes tapados el rostro?

Esta es la singular propuesta de 'Sexy a lo bestia', el último gran éxito de Netflix en el segmento de los programas de telerrealidad. La dinámica es muy parecida a 'First Date', aunque con un aliciente extra.

Aquí, un soltero busca el amor, pero en vez de mostrar su rostro bien arreglado, se esconde bajo una máscara, maquillaje o prótesis. Cada uno tiene 3 citas con otros 3 solteros que también acuden disfrazados.

La base de esta propuesta parte de eliminar esa primera impresión y el cierre que puede suponer un elemento físico que no tiene por qué ser determinante en una relación de larga duración.

Según los impulsores de este reality del amor británico, se da la oportunidad a los participantes de descubrir si hay química más allá del atractivo sexual inmediato.

Tras las 3 citas, el soltero deberá elegir con cuál de los pretendientes se queda (la única parte que recuerda a 'Mujeres, Hombres y Viceversa').

La gracia está en que hasta el final del show, ni una de las partes ni la otra conocen cómo es el rostro natural de la otra persona. Desde luego, el tráiler es de lo más llamativo.