Se niegan a operarla en EEUU y no puede volar a otro país porque le explotaría un órgano genital
Se niegan a operarla en EEUU y no puede volar a otro país porque le explotaría un órgano genital
Se niegan a operarla en EEUU y no puede volar a otro país porque le explotaría un órgano genital
Leer más

Se niegan a operarla en EEUU y no puede volar a otro país porque le explotaría un órgano genital

Escrito por Saray.PR

Emma Getvoldsen voló a los Estados Unidos para recibir una operación especial pero se negaron a practicarle la cirugía. El problema es que sin operarse no puede subirse a un avión y volar de regreso a su tierra natal porque le podría explotar un importante órgano genital.

A veces hay razones extrañas por las que se le niega a alguien el regreso a casa, ya sea un atuendo demasiado provocativo o una enfermedad grave. Este último es el caso de la británica Emma Getvoldsen, quien voló a los EE. UU. Para una operación en los ovarios, según informa el periódico Mirror.

Una enfermedad rara

La mujer, de 40 años, ya protagonizó titulares en 2017 cuando sus ovarios volvieron a crecer después de que se los hubieran extirpado. Los óvulos de Emma Getvoldsen crecen continuamente a pesar de que ya se los hayan quitado. Por eso, la británica ha viajado a una clínica especial en los Estados Unidos para recibir un tratamiento novedoso.

Debido a que los médicos británicos no pueden tratar la enfermedad rara, Emma recurrió al crowdfunding para recaudar £ 29,000 y someterse a un tratamiento especial en el Northside Hospital en Atlanta, en Georgia. Sin embargo, sus ovarios volvieron a crecer y viajó nuevamente a los Estados Unidos para otra cirugía.

Deuda en lugar de tratamiento

Al llegar allí, en lugar de ser tratada la clínica le dijo que debía 55,000 libras del tratamiento anterior, que tiene que pagar además de las 29,000 libras para la nueva operación. Hasta que no abonase la deuda no sería tratada.

Sin embargo, Emma ha estado tomando medicamentos concebidos para aumentar sus ovarios en preparación para la operación y sufre un dolor intenso. Ni siquiera puede regresar a casa porque sus ovarios podrían estallar durante el vuelo.

Sin dinero no hay cirugía

Hasta que la británica no reúna todo el dinero no la pueden operar ni puede volver a casa. Echa de menos a su padre, que se está recuperando de cáncer, a su madre y a su novio.

Desde el 2016 Emma no puede trabajar a causa de los innumerables quistes en los ovarios, enfermedades, migrañas, fiebre, dolor de piernas y espalda que dificultan su vida.

Emma solo quiere terminar con su situación y recibir la operación, sea cual sea la circunstancia: "Aunque pudiera volar a Inglaterra, no quiero ir a casa hasta que me realicen la cirugía, es mi única oportunidad de tener una vida normal".


Además
Sin conexión
Verifique su configuración