Rompe las ventanas y luego huye pero el karma lo castiga
Rompe las ventanas y luego huye pero el karma lo castiga
Rompe las ventanas y luego huye pero el karma lo castiga
Leer más

Rompe las ventanas y luego huye pero el karma lo castiga

La vida da muchas vueltas y este hombre pagará caro su delito.

Después de desahogarse y romper el escaparate de este comercio. Un peatón decide intervenir y razonar con el agresor pero sus esfuerzos son en vano y decide llamar a la policía.

Cuando el delincuente termina su “trabajo” decide escapar, pero desgraciadamente el karma le persigue y al cruzar la calle sin mirar no ve que hay un coche que se aproxima por la derecha y el choque es inminente.

El peatón que había telefoneado a la policía decide acercarse a ver como se encuentra el atracador y llaman a una ambulancia.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración