Le extirpan una protuberancia del ojo por no desmaquillarse en 25 años

Le extirpan una protuberancia del ojo por no desmaquillarse en 25 años

Una paciente australiana sufrió hace poco las consecuencias de llevar 25 años utilizando de forma inapropiada un producto cosmético a priori inofensivo: la máscara. Al no desmaquillarse cada noche, esta mujer de 50 años originaria de Sídney terminó desarrollando unas protuberancias calcificadas de máscara: unos granos minúsculos que, sin embargo, provocaron una irritación severa de la córnea.

Las plataformas de vídeos en línea y las redes sociales están repletas de tutoriales de maquillaje. Enseñan trucos y técnicas de todo tipo, pero muy pocos son aquellos que subrayan la importancia de un acto, no obstante, indispensable: el desmaquillarse.

Theresa Lynch, una mujer de 50 años originaria de Sídney ha pagado las consecuencias, como lo revela una publicación de la revista Ophtalmology, publicada por la Academia estadounidense de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology). Al tener unas sensaciones oculares desagradables, la paciente australiana se decidió por consultar a la especialista Dana Robaei, oftalmóloga del Save Sight Institute de la Universidad de Sídney y del departamento de oftalmología del Westmead Hospital.

Leer más
Una madre encuentra la técnica para obligar a todo el mundo a apagar el teléfono en la mesa

Sin embargo, acostumbrada a patologías oftalmológicas complejas, la especialista diagnosticó a su paciente con un trastorno nunca antes observado.

Un reconocimiento revelador

Tras elevar el párpado de Theresa, la oftalmóloga descubrió multitud de pequeñas acumulaciones esféricas de máscara situadas en el seno de la membrana mucosa que cubre el interior de los párpados: la conjuntiva. Y la causa no era ni más ni menos que un cuarto de siglo de rutina de maquillaje, cuanto menos, inapropiada.

"Reconoció haber empleado una máscara de pestañas espesa durante 25 años sin una limpieza adecuada", explica la oftalmóloga. Tras décadas de sueño sin desmaquillar, la paciente había desarrollado, bajo sus párpados, múltiples protuberancias calcificadas de máscara.

Como resultado, los movimientos de sus ojos y de su piel terminaron provocando una irritación severa en la córnea de la paciente, causando una sensación tan desagradable como incómoda, como subraya la oftalmóloga en una entrevista acordada con el Daily Mail: "Los síntomas son los mismos que cuando alguien te lanza un puñado de arena a los ojos, te irrita continuamente".

Una composición problemática

Los ingredientes que componen el maquillaje (aceites, ceras y pigmentos) pueden desplazarse desde las pestañas hasta la superficie del globo ocular si no se eliminan correctamente al final del día. Algunos productos contienen también fibras sintéticas, las cuales se desplazan con más facilidad aún. En el caso de la australiana Theresa Lynch, estos compuestos habían quedado atrapados bajo sus párpados dentro de unas células inmunitarias específicas: los macrófagos, capaces de "fagocitar", es decir, "ingerir", cuerpos extraños.

Tras una hora y media de cirugía, la oftalmóloga logró extraer todas las protuberancias acumuladas bajo los párpados de su paciente, quien deberá vivir, a partir de ahora, con unas cicatrices permanentes tanto en la superficie del ojo como en el interior del párpado.

Pero que los fans de los tutoriales de maquillaje se tranquilicen: este caso es muy aislado, como afirma la especialista australiana: "Este ha sido un caso fuera de lo común, nunca había visto nada igual. Pero se trata de un riesgo del que pocas personas son conscientes", lamenta la oftalmóloga.

Un punto de vista compartido por su paciente, la cual da un consejo de sentido común: "Es muy importante retirarse correctamente el maquillaje cada noche. No puedes saltarte la limpieza ni un solo día". Una recomendación que probablemente no vuelvan a ignorar los millones de adeptos a los vídeos de consejos de maquillaje.

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse