El truco para refrescar tu coche en verano sin poner el aire acondicionado

El truco para refrescar tu coche en verano sin poner el aire acondicionado

Dejar el coche aparcado al sol en verano puede ser todo un infierno aunque solo sean unos minutos. El interior se calienta rapidísimo con las altas temperaturas y entrar en el vehículo es como hacerlo en una sauna. Un profesor japonés ha dado con una técnica infalible para refrescarlo y sacar el calor en cuestión de segundos sin usar el aire acondicionado. ¡Descúbrela en el vídeo!

A la hora de comprar un coche nuevo, un plus importante es que tenga sistema de climatización. El aire acondicionado y la calefacción son casi imprescindibles para poder conducir con toda comodidad, aunque los modelos de gama más baja o los coches más antiguos no cuentan con ello. Son un lujo que todos echamos de menos en épocas de mucho calor y mucho frío. Y es que en pleno verano a nadie le apetecería embarcarse en un viaje por carretera a 30 ºC o más para ir echando la gota gorda, igual que en invierno se hace imprescindible para evitar que el cristal se empañe e incluso para quitar el hielo que pueda formarse en el parabrisas del coche.

Leer más
8 Personas con un color de piel único y que lo lucen con mucho orgullo

Ya no es que sea una cuestión de preferencias, es una cuestión de ir seguros al volante. Según Seguridad Vial, conducir pasando calor puede tener peligrosas consecuencias para el conductor y los que viajan con él. El calor disminuye la capacidad de reacción, provoca que la fatiga se manifieste antes y que conduzcamos de forma más agresiva. Nada de esto es recomendable al volante así que más vale prevenir estas posibles situaciones refrescando bien el vehículo antes de empezar el viaje.

A parte de prevenir que el calor se acumule en el interior es importante no viajar en las horas de mayor exposición. Los expertos aconsejan también llevar las ventanillas un poco abiertas durante la conducción y ventilar el interior del coche en cada parada para que la temperatura sea lo más igualada posible a la del exterior.

Otras claves para hacer un buen viaje y conducir de forma cómoda son llevar ropa que no nos quede muy ajustada, hacer comidas ligeras para evitar la fatiga y el sueño después de comery sobre todo hidratarse bien y hacer paradas, a poder ser cada dos horas y media.

Cómo usar el aire acondicionado

Aunque parezca mentira, no todo el mundo tiene la suerte de tener aire acondicionado en su coche. Hoy en día aún hay muchos modelos que no cuentan con un sistema de climatización. Esta invención vio la luz en los años 80, es un lujo que los coches más antiguos no tienen incorporados. Lo que existía en aquella época no tiene nada que ver con los sistemas de hoy en día.

Poder poner el aire acondicionado es un privilegio, pero hay que ser consciente de sus desventajas y también hay que saber utilizarlo con cabeza. La climatización del coche aumenta el consumo de gasolina entre un 5% y un 20%, por lo que no conviene llevarlo puesto durante todo el viaje sino refrescar durante unos minutos el coche y después pararlo.

Ten cuidado a la hora de regular la temperatura, por mucho calor que haga en el interior del vehículo, ponerla muy baja no va a ayudar a que el coche se enfríe antes. Es mejor mantener la temperatura del aire acondicionado entre los 22 ºC y los 27 ºC aunque el vehículo tarde un poco más de tiempo en refrescarse.

Otro aspecto a tener en cuenta es su manutención. No hay que acordarse solo de la climatiazión en las épocas de mucho calor o mucho frío. Para que el sistema funcione correctamente hay que encenderlo cada dos semanas, aunque sea durante unos breves minutos. 

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse