El ejercicio que hizo llegar al clímax a una famosa presentadora en el gimnasio

Una famosa locutora de radio confesó entre risas en su programa una bochornosa situación que vivió cuando iba al gimnasio. Creía que iba a fortalecer sus abdominales con el ejercicio, pero acabó consiguiendo algo mejor.

El ejercicio que hizo llegar al clímax a una famosa presentadora en el gimnasio
Leer más
Leer más

Polly 'PJ' Harding, locutora de radio australiana, se sinceró con su audiencia en su programa "Desayunos de KIIS FM". Contó una anécdota bastante ínitima y divertida que le pasó cuando iba al gimnasio: la joven llegó al clímax cuando practicaba deporte.

La confesión de la locutora ha dejado a todo el mundo intrigado, ¿cómo pudo tener un orgasmo haciendo deporte? ¡Te contamos su historia en el vídeo!

El ejercicio provoca orgasmos

Sí, las mujeres pueden llegar al orgasmo mientras hacen deporte. La Universidad de Indiana hizo un estudio sobre esta fuente de placer femenino que puede llegar de forma inesperada al hacer determinados ejercicios y que se conoce como coregasm.

Es algo más común de lo que parece. El estudio realizado revela que el 15% de las mujeres pueden llegar al clímax de esta forma.

Aunque la sesión deportiva no acabe con un orgasmo, también hay muchas mujeres que reconocen sentir placer al practicar deporte de una u otra manera.

Aunque el coregasm puede experimentarse haciendo diferentes deportes como montar en bici, hacer yoga o correr, el estudio revela que la mayor parte de las veces las mujeres (el 51%) lo experimentan al ejercitar el abdomen.

Aunque hay hombres que también lo han experimentado, el coregasm es un fenómeno que se produce sobre todo en mujeres y poco tiene que ver con los pensamientos. Las mujeres llegan al orgasmo puramente a través del ejercicio y de forma involuntaria.

Cómo tenemos un coregasm

Muchas mujeres durante el sexo necesitan crear tensión en las piernas para llegar al orgasmo. Al hacer ejercio producimos endorfinas y dopamina (necesarias para alcanzar el clímax). Si además generamos tensión en las piernas y abdominales, es muy probable que la mujer pueda alcanzar el placer y tener el famoso coregasm, y todo ello de forma involuntaria.

El coregams se da sobre todo en mujeres con músculos pélvicos fuertes, aunque cualquiera es susceptible de experimentarlo. Al hacer ejercicios de abdomen y piernas terminan por apretar los músculos pélvicos, lo que provoca que puedan tener un orgasmo.

Ejercicios para tener un coregasm

Aunque el orgasmo al practicar ejercicio llega de forma involuntaria, hay ejercicios de abdomen y glúteos muy sencillos que favorecen que la mujer alcance el clímax.

Con la elevación de piernas puedes trabajar el abdomen, las caderas y los glúteos. Mantén una pierna elevada durante varios minutos y repite con la otra pierna, descansando los músculos durante un minuto entre una y otra. Haz 3 series de 10 repeticiones.

Otro ejercicio que ayuda a las mujeres a llegar al orgasmo es el ejercicio de abdominal hacia arriba. Prueba a hacer 15 repeticiones descansando 30 segundos entre una serie y otra.