Descubre la infidelidad de su novio… gracias a su reloj inteligente
Descubre la infidelidad de su novio… gracias a su reloj inteligente
Descubre la infidelidad de su novio… gracias a su reloj inteligente
Leer más

Descubre la infidelidad de su novio… gracias a su reloj inteligente

Escrito por Irene M.F.

En Twitter, la famosa periodista estadounidense Jane Slater compartió una divertida historia de infidelidad dilucidada... gracias a un reloj conectado.

¿La tecnología se está volviendo demasiado intrusiva en nuestra vida diaria? Eso es lo que debe haber pensado uno de los exnovios de Jane Slater (@SlaterNFL). Es una periodista americana muy conocida por los fans de la NFL al otro lado del Atlántico.

Intercambio de datos fatales

En Twitter en diciembre de 2019, la reportera compartió una divertida historia de infidelidad 2.0: hace unos meses, se dio cuenta de que su novio de entonces la estaba engañando... ¡Gracias al reloj conectado FitBit que este último le acababa de dar!

Porque aunque la pulsera en cuestión te permite contar sus pasos, medir su ritmo cardíaco o la calidad del sueño, también puede dar acceso a todos estos datos a otros objetos a los que está conectado.

Y eso es exactamente lo que le pasó a Jane. Como su pareja ya tenía un reloj similar, la pareja conectó las dos pulseras, dando acceso a todos sus datos personales.

Un ritmo cardíaco alarmante

Nada demasiado loco, hasta que Jane decidió buscar la información de su novio... Y pronto se dio cuenta de que algo muy sospechoso estaba pasando:

“No lo odié hasta que desapareció a las 4 de la mañana y su nivel de actividad se disparó en la aplicación. Alerta de spoiler: No, no estaba haciendo ningún entrenamiento físico en ese momento. Desafortunadamente, esta historia sucedió realmente", dijo la famosa reportera en Twitter”.

Una historia que fue retuiteada más de 45 000 veces, e inspiró muchas preguntas de los usuarios. ¿Por qué Jane se levantó a las 4 a.m.? “Llamé a la policía porque no lo encontraba. Estaba frente a su puerta con globos porque era su cumpleaños", respondió la joven.

¿Y cómo reaccionó? "Lo llamé y le envié un mensaje de texto, pero nunca recibí respuesta. Fingió dormir en el sillón de un amigo, lo que nunca hizo. Un reconocido germofóbico, prefiere la comodidad de su cama". Al final, el infiel no tuvo más remedio que confesar su culpa.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración