Demuestran científicamente que ser padre de una niña ayuda a vivir más tiempo

La Harvard Business School ha publicado recientemente un estudio que demuestra que ser padre de una niña ayuda a vivir más tiempo, ser más rico y ser un mejor marido. Según varios estudios, el hecho de tener una hija le facilita a un hombre ponerse en el lugar de una mujer, lo que explicaría su gran éxito en la vida familiar.

Demuestran científicamente que ser padre de una niña ayuda a vivir más tiempo
Leer más
Leer más

La ciencia lo tiene claro : los padres que tienen hijas son mucho más afortunados que los que tienen hijos, y hay muchos motivos que lo justifican. Todos los hombres se hablandan y se llenan de felicidad con la llegada de un hijo a la familia, ya sea niño o niña, aunque un estudio realizado por la Harvard Business School ha revelado que los que son padres de niñas son más felices todavía. Cualquier padre querría que su hijo triunfe en la vida. ¿Por qué? ¡Sigue leyendo!

1.Los hombres se vuelven más cariñosos Ese momento en el que por fin tienes en tus brazos a tu pequeño recién nacido es un momento de felicidad inmensa. Al coger a su bebé los hombres experimentan un aumento de testosterona y oxitocina, pero un estudio de Harvard ha revelado que esa sensación es más intensa cuando se trata de una niña. La investigación que se publicó en la revista "Behavioral Neuroscience" hizo un estudio a más de 50 padres. Comprobaron que los padres de niñas pasaban un 60% más de tiempo jugando con ellas y dándolas cariño. En definitiva, se volvían más amorosos y tiernos con sus hijas que con sus hijos. Esto se explica porque los padres proyectan en sus hijos a sus “minis yo”. En cambio, cuando tienen una hija la situación cambia por completo. Tienen que aprender a tratar a una mujer, ya que no lo harán de igual forma que tratan a su pareja. Aprenden un nuevo rol que puede ser todo un desafío para ellos.

2.Viven más años Las hijas les dan también más tiempo de vida. Parece que un niño pequeño te absorbe toda la energía y te deja agotado ya que necesita atención casi las 24 horas del día, pero no es así. Es una etapa pasajera y solo dura cuando el bebé es muy pequeño. Los hijos al final te acaban dando la vida y muchos años de alegría,más en concreto las hijas que los hijos. Así lo demuestra un estudio científico publicado en el “American Journal of Human Biology”. Los hombres con hijas viven más que aquellos que tienen hijos varones. Una de las explicaciones más sencillas es que simplemente las mujeres cuidarían mejor de sus mayores que los hombres. Esta circunstancia no se da de igual forma en las mujeres ya que la maternidad les pasa factura. Cada parto les resta meses de vida, 7 en concreto.

3.Son más feministas Los hombres se vuelven más protectores cuando tienen hijas y tienden a entender más a las mujeres. Es sencillo. Cuando los hombres ven una agresión a una mujer suelen pensar que podría pasarle también a sus hijas y son mucho más tajantes. Entienden más fácilmente la igualdad hombre-mujer que los padres de varones.

4.Son igual de importantes que una madre para sus hijas El amor de una madre no es lo único esencial para que una hija crezca feliz, el amor que va a recibir de su padre es también determinante. Así lo ha demostrado la Children’s Society. Con el paso de los años, los hombres que han dado amor a sus hijas y que han participado en su crianza demuestra ser más empáticos y son capaces de tener mejores amistades.