Castigaron a su hijo sin su móvil y huyó enfadado de casa. Ahora desearían no haberlo hecho

En un ataque de rabia por el castigo de sus padres, Corey Brown, de 13 años, huyó de su casa en la noche del pasado martes. Una decisión propia de cualquier adolescente rebelde que le ha costado muy cara.

Castigaron a su hijo sin su móvil y huyó enfadado de casa. Ahora desearían no haberlo hecho
Leer más
Leer más

La pasada semana Corey Brown tuvo una fuerte pelea con sus padres. El joven de 13 años no aceptó que sus padres le confiscaran el móvil y reaccionó de la peor manera en un acto de rebeldía. En la noche del martes se escapó de su casa cuando sus padres dormían y no fue hasta la mañana siguiente que los adultos se dieron cuenta.

El mismo miércoles denunciaron la desaparición de su hijo a la policía. Como le habían quitado el móvil el adolescente huyó sin llevárselo y no había manera de localizarle. Su comunidad, Marshalltown, se volcó en ayudar a localizar el menor y le estuvieron buscando durante una semana.

El pasado domingo sus padres recibieron la peor noticia posible. Habían encontrado a su hijo Corey pero estaba muerto. Localizaron el cuerpo sin vida del menor en un área un poco aislada de la localidad.

Las autoridades han descartado que falleciera a causa de actividades ilegales, aunque todavía no han determinado el motivo por el que Corey murió. En estos momentos EEUU atraviesa una ola de frío glacial y las temperaturas han disminuido considerablemente, este podría ser un factor determinante.

Imagen: Facebook (Marshalltwon Police Department)

Fuente: La Vanguardia

Una niña se hace viral por enviarse mensajes de amor propio frente al espejo Una niña se hace viral por enviarse mensajes de amor propio frente al espejo