Atar a tus hijos a la silla del coche sin quitarles el abrigo podría ponerles en grave peligro

Un programa de televisión estadounidense ha comprobado qué pasaría en caso de accidente si pones el cinturón de seguridad a un niño por encima del abrigo.

Atar a tus hijos a la silla del coche sin quitarles el abrigo podría ponerles en grave peligro
Leer más
Leer más

¿Cómo atas a tus niños a la silla del coche cuando hace frío? Si la respuesta es «con el abrigo puesto», sigue leyendo y descubre por qué es muy peligroso llevar a los niños en la silla del coche sin quitarles la chaqueta.

El presentador de la NBC; Jeff Rossen, del programa Rossen Reports; comprobó de la mano de unos especialistas qué pasaría en caso de accidente, si un niño llevara el cinturón sin quitarse el abrigo.

Tal como muestra el vídeo, los cinturones quedan un poco sueltos y el tórax podría escurrirse a través de los mismos provocando que el cuerpo se flexione adelante de forma violenta y peligrosa para la columna y el cuello.

El peligro de sujetar a tu hijo sin quitarle el abrigo es que este, genera un volumen falso en el tórax del niño que obliga a extender más los cinturones para poder atarle. En caso de accidente, el acolchado interior puede llegar a ceder por la presión del cinturón y, en consecuencia, dejar un espacio en el que el cuerpo del infante podría deslizarse hacia afuera.

Si a esto le añadimos que muchos de los abrigos que les ponemos son impermeables y, por lo tanto, «resbaladizos», tenemos una peligrosa combinación en caso de accidente.

En conclusión, lo mejor es colocar al menor en el asiento, sin chaqueta y ponerle el cinturón de tal manera que quede bien adherido al cuerpo. Si quieres que tu niño vaya abrigado, puedes colocarle la chaqueta por encima o incluso una manta calentita. Así, estará bien abrigado a la par que protegido.