Amarás el método japonés de las 5s: la solución de moda para ordenar tu casa (y todo lo demás)

Ni Marie Kondo ni Hoffman. El método viral para organizar tu casa (y tu trabajo y hasta tu vida) llega de japón y se basa en conceptos de la cultura nipona.

Amarás el método japonés de las 5s: la solución de moda para ordenar tu casa (y todo lo demás)
Leer más
Leer más

¿Te has parado a calcular cuánto tiempo semanal te consume mantener limpia y ordenada tu casa? Por no hablar de las discusiones que puede llegar a generar, y las pullas que tienen a posteriori un camino de ida y vuelta.

Mantener en orden y limpio nuestro espacio vital va más allá de la higiene. Nuestra salud mental también se ve afectada: vivir en espacios organizados y ordenados reduce el estrés y genera una sensación de armonía.

Si eres de los que ya ha probado todos los métodos sin éxito, te proponemos el último hit en redes sociales: el método de las 5S.

El método japonés de las 5S: en qué consiste

Este método se basa en aplicar cinco principios que corresponden con cinco conceptos de la cultura y tradición japonesas.

Seiri o Clasificación: echa un vistazo a tus cosas y clasifica cuáles son útiles y necesarias y de cuáles te puedes desprender porque no las necesitas.

Siton u orden: la selección que ha surgido del primer hito necesita estar ordenado. Coloca todo según su uso en tu estilo de vida: lo más habitual, a mano.

Seiso (Limpieza): una parte importante, pero que si mantienes el método de las 5S para ordenar tu casa, ni te costará ni supondrá un gran esfuerzo. Eso sí, planifica bien cuándo y qué. ¡Ah! Y no olvides hacer una limpieza general cada cierto tiempo.

Seiketsu, el Mantenimiento: una fase que puede ser crítica, pero que una vez se coge dinámica y sistema, resulta hasta tranquilizador.

Shitsuke o Constancia: la base de todo el sistema de las 5S para mantener tu casa y tu vida ordenada y limpia.

Curiosamente, fue un sistema creado inicialmente para la gestión empresarial. Aunque ahora se utiliza sobre todo en la vivienda, tiene también su aplicación práctica en la vida personal. ¿Te animas a probarlo?