A una joven madre le extirparon los dos senos y después los médicos se dieron cuenta del fatal error

A una joven madre le extirparon los dos senos y después los médicos se dieron cuenta del fatal error

Sarah Boyle tiene 29 años y es madre de dos hijos. Su vida era perfecta hasta que los médicos le diagnostican cáncer de pecho. Sarah no se rindió y luchó: se sometió a la quimioterapia. Cuando los médicos le extirparon quirúrgicamente sus senos se dieron cuenta del terrible error...

Esta joven madre está pasando por una experiencia traumática. Después del nacimiento de su segundo hijo le dijeron que tenía cáncer de seno. Le sometieron a una operación para extirpar sus senos y después de realizarla los médicos se dieron cuenta de su grave error. 

Saber que padeces cáncer cuando eres tan joven y acabas de formar una familia es una noticia terrible. Sarah Boyle está en la plenitud de su vida, tiene 29 años y ha sido madre por segunda vez. Sin embargo los médicos le diagnosticaron cáncer de pecho y le practicaron una cirugía que en realidad no habría necesitado.

Lucha por sus hijos

Cuando Sarah supo que tenía cáncer de pecho se sometió a la quimioterapia porque quería recuperarse por sus hijos: "voy a pelear, no tuve otra opción por Steven y Teddy ", dijo al Daily Mail.

Como consecuencia de la quimioterapia tuvo una temprana menopausia, incluso si quisiera volver a ser madre. Cuando la quimioterapia no dio resultados deseados, los médicos solo vieron una posibilidad: extirpar quirúrgicamente los senos de la paciente.

Sin embargo, después de la operación dieron a Sarah una noticia que la dejó profundamente traumatizada: todo su dolor y lucha fue en vano porque los médicos la diagnosticaron erróneamente el cáncer de pecho.

Todo en vano

"Fue terrible que me dijeran que tenía cáncer, pero tener que pasar por todo el tratamiento y la cirugía, y luego decirme que era innecesario fue traumático".

Leer más
Una chica pone decolorante en el champú de su novio y el resultado es cómico

Lo peor es que Sarah ahora tiene un mayor riesgo de cáncer que antes, ya que sus implantes mamarios podrían producir una forma rara de cáncer. Sarah no pierde el coraje: a pesar de la quimioterapia se ha vuelto a quedar embarazada y va a tener a su tercer hijo.

Marta A
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración