No debería haberse tirado al agua con su vestido de novia

No debería haberse tirado al agua con su vestido de novia

Para reunirse con su marido en el mar, esta joven saltó desde el barco en el que celebraban la boda. Pero en el momento de salir a la superficie tras la zambullida, temió por su vida. No pensó que su vestido largo y ahuecado flotaría cubriéndola como un paracaídas. Prisionera, le era imposible volver a la superficie y respirar. Afortunadamente para ella, varios invitados acudieron a su rescate. 

• Irene Peris Martínez
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración