Feng-shui y las buenas energías: 5 errores que nunca debes cometer en casa
Feng-shui y las buenas energías: 5 errores que nunca debes cometer en casa
Leer más

Feng-shui y las buenas energías: 5 errores que nunca debes cometer en casa

Hay 5 cosas que nunca hay que hacer en casa si queremos sentirnos a gusto en tu hogar, ¡visto que estamos pasando mucho tiempo en él y el verano promete ser largo!

Para sentirse bien en casa, hay algunos consejos simples. Gracias a estos pocos errores a evitar, podrás desarrollar tu bienestar. De hecho, el feng-shui nos enseña muchos métodos que nos permiten dormir y vivir mejor en general.

1. No pegues la cabecera a la pared de una ducha

Ya sea el WC, la ducha o el fregadero de la cocina, es mejor evitar dormir con la cabeza apuntando a un punto de agua. Esto podría conducir a una disminución de la energía vital y corporal, según los principios del feng-shui.

2. Evita colocar tus aparatos electrónicos y emisores de ondas cerca de tu cama

Es bien sabido hoy en día: nuestros aparatos electrónicos (teléfonos, ordenadores, rúter, televisión...) emiten ondas que influyen en nuestro cuerpo y en nuestro bienestar. Para un sueño más saludable y un ambiente puro, mantén alejados estos dispositivos de tu habitación y apágalos si es posible.

3. No conserves las plantas marchitas

Deshazte de esas rosas que se marchitaron hace tiempo. Contaminan el aire ambiente con malas ondas que interrumpen la buena circulación de las energías.

4. No pongas tu cama debajo de una ventana

Las ventanas son puntos de salida de energía. Por ejemplo, si colocas tu cama debajo de una ventana, la ventana absorberá tu energía y la liberará al exterior en lugar de renovarla.

5. No coloques tu escritorio de cara a la pared

El escritorio es un espacio de trabajo que requiere una apertura al exterior y un espacio delante de ti. Por lo tanto, coloca tu escritorio hacia una ventana o hacia un espacio libre mirando hacia la puerta principal si es posible.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración