Si tienes ropa vieja no la tires, puedes sacarla aún provecho: 3 soluciones fáciles y sin esfuerzo

¿No sabes qué hacer con esa ropa que ya no utilizas? En esta sociedad hiperconsumista vuelve a ser moda el reciclar lo que no sirve para darle una segunda vida: ahora lo llaman upcycling.

Si tienes ropa vieja no la tires, puedes sacarla aún provecho: 3 soluciones fáciles y sin esfuerzo
Leer más
Leer más

Nuestras abuelas sacaban oro de cualquier retal. No tenían otra si querían ahorrar para vestir a los suyos. La sociedad actual no se fija tanto en si puedo comprarlo (que sí), sino en su impacto sobre el medio ambiente.

De ahí que se haya puesto de moda el conocido como upcycling. O lo que es lo mismo, reciclar la ropa (o cualquier objeto) para conseguir un nuevo producto.

Esta tendencia, que no es nueva, pero cambia de motivación, utiliza 3 grandes acciones para desarrollarse, algo que puedes hacer tú en casa fácilmente.

1. Reciclar ropa vieja

Aunque hoy en día es fácil y asequible comprar ropa cada semana, cada vez más personas optan por reducir el impacto del sector en el medio ambiente y reutilizan las prendas, adaptándolas para formar una pieza nueva.

De un vestido que ya no nos ponemos se puede sacar tela para una falda, para un bolso, entre otras ideas.

2. Tie-dye

¿Qué hacer cuando una pieza ha perdido su color y ya no tiene la intensidad del primer día? Esta es una técnica muy antigua (de la época de los hippies: atar la ropa y someterlas a un proceso de teñido o desteñido, según el gusto.

Si necesitas algunas sugerencias, en YouTube y redes sociales hay numerosos tutoriales y tips de otros usuarios la mar de creativos.

3. Bordar

No hace falta ser un maestro de la costura: con unos cuantos bordados en crochet, por ejemplo, o con detalles originales sobre la tela, esa pieza que iba a terminar en el cajón de la ropa para donar tendrá aún una vida por delante en tu armario.