Conoce el truco definitivo para limpiar el horno. ¡Es eficaz y ecológico!

Limpiar el horno puede ser una tarea difícil si no se hace de forma adecuada. Te contamos cómo limpiar el horno en profundidad usando solo ingredientes naturales que seguro tienes en casa: limón, bicarbonato de sodio y vinagre.

Conoce el truco definitivo para limpiar el horno. ¡Es eficaz y ecológico!
Leer más
Leer más

Antes de empezar, asegúrate tener guantes, esponjas y bayetas, tener a mano los ingredientes y el horno apagado. Después, retira bandejas y rejillas para limpiarlas por separado.

Para limpiarlo frecuentemente solo te bastará usar vinagre. En pulverizador vierte vinagre y agua caliente (1/4 de vinagre y 3/4 de agua). Rocía la mezcla en todas las paredes del horno. Deja la que mezcla actúe de 20 a 30 minutos.

Después, con un paño o esponja frota por las paredes del horno hasta retirar toda la grasa y suciedad posible. Aclara con otro paño húmedo que no suelte pelusas, pasa papel de cocina para secarlo y listo.

Para la grasa más profunda usa vinagre y bicarbonato. Juntos actuarán y le devolverán el brillo del primer día. En un bol añade: 10 cucharadas de bicarbonato de sodio, 4 cucharadas de agua caliente, 4 cucharadas de vinagre blanco o de manzana. Mezcla bien y esparce la pasta por todas las superficies del horno.

Deja que la mezcla actué un par de horas o toda la noche. Al ser productos naturales, no afectará, en absoluto, al funcionamiento de tu horno. Después, prepara en un pulverizador una mezcla de vinagre y agua como la primera vez y rocía la mezcla sobre las superficies. Con una esponja retira la suciedad y aclara bien.

Para eliminar el mal olor vierte en la bandeja del horno agua hirviendo y añade zumo de limón. Cierra el horno y deja que la mezcla actúe una media hora. Después, retira y pasa un paño húmedo por todo el horno.