¡Con toda la boca manchada de cupcake, este pequeño asegura no haberse comido ninguno!

Jack, este hombrecito, lleva la prueba de su delito en la cara: tiene la boca toda manchada de azul. Es por eso que su padre sospecha que debe de haberse comido el cupcake que estaba en la cocina, ¡pero el pequeño lo niega rotundamente!

¡Con toda la boca manchada de cupcake, este pequeño asegura no haberse comido ninguno!
Leer más
Leer más