Traqueítis: síntomas, causas y tratamiento

Traqueítis: síntomas, causas y tratamiento

Qué es la traqueítis, sus síntomas y causas, y el tratamiento a seguir. La traqueítis es una inflamación benigna de la tráquea que habitualmente desaparece a la semana. No necesita un tratamiento intensivo y sólo es contagiosa si es de origen infeccioso.

La traqueítis en adultos

La traqueítis, al contrario que una faringitis, es una inflamación normalmente benigna de la tráquea. La tráquea es el conducto de circulación que envía el aire de las vías respiratorias superiores (garganta, nariz, orejas) hasta las vías respiratorias inferiores (pulmones). Esta inflamación no produce ninguna complicación seria y es en otoño y primavera cuando suele manifestarse.

Los diferentes tipos de traqueítis 

La traqueítis puede ser aguda o crónica: 

- Traqueítis aguda: inflamación pasajera cuya recuperación es cuestión de unos días. 

- Traqueítis crónica: su inflamacióndura más tiempo y por lo tanto, es más difícil de curar.

Aunque es molesta, la traqueítis es normalmente benigna y no tiene que tener ninguna otra complicación seria. Suele ser normal que se diagnostique en la primavera y el otoño.  

La traqueítis y sus síntomas tanto en niños como en adultos

La traqueítis se presenta como una sensación de irritación en la base del cuello que producirá tos seca y espasmódica. Normalmente los trastornos del sueño durante la noche, son los causantes de los ataques de tos. Además, la contracción repetida del tórax puede producir dolores torácicos.

Si aparece una fiebre importante, puede que se trate de una infección viral. En caso de que aparezca una voz ronca implicaría que la traqueítis puede estar asociada a una laringitis.

En el caso particular de los niños la traqueítis es fruto de la obstrucción de las vías respiratorias aéreas. En los más pequeños, la tráquea se estrecha y es por eso que cuando está inflamada puede obstruirla. Por el contrario, en los adultos estos síntomas aunque similares, suelen ser menos graves. 

Los diferentes síntomas que produce la traqueítis son los siguientes: 

-Por supuesto la fiebre, que suele ser bastante alta cuando se presenta, entre 39 y 40 ºC.

-Tos profunda: en los más pequeño esta tos no suele provocar dolores.

-El estridor: un ruido bastante agudo que se produce con el paso del aire por la tráquea. 

-Problemas a la hora de respirar.

Los síntomas menos habituales de la traqueítis

La traqueítis cuenta con una serie de síntomas que no se presentan muy a menudo como pueden ser el dolor de cuello, el babeo, problemas a la hora de ingerir alimentos, problemas para respirar cuando se está boca arriba, pérdida de conocimiento o alteraciones en la voz. 

También si la obstrucción es muy problemática, el color de la piel puede tornar a azul y también puede producir sueño o algún tipo de alteración en el comportamiento por la falta de oxígeno existente en la sangre. Puede ser también causa por la subida del dióxido de carbono.  

Qué causa la traqueítis

La causa de la traqueítis, se pueden encontrar tanto en las alergias (como por ejemplo al polen) así como por la inhalación de tabaco, contaminación u otras sustancias nocivas para el sistema respiratorio.

La traqueítis también puede ser de origen viral o bacteriana. En caso de origen viral, es cuando una traqueítis puede ser contagiosa ya que las partículas se expulsan durante la tos y se propagan por el aire. Esta se produce por una infección ORL, como una bronquitis, rinofaringitis o faringitis.

Cuando la causa es bacteriana, nos encontramos ante un caso raro de traqueítis.

Cómo curar la traqueítis: los tratamiento y remedios naturales

El tratamiento de una traqueítis aguda suele centrarse en mitigar la tos y los dolores torácicos, ya que tiende a curarse sola en unas semanas. La medicación farmacológica consiste en un jarabe y un antitusígeno, mientras que también existen remedios naturales a base de bebidas calientes de miel, tomillo o limón. Una recomendación para facilitar el sueño puede ser humidificar la habitación o elevar las almohadas.

Para una traqueítis crónica es imprescindible conocer la causa para establecer un tratamiento, ya que puede ser debido a sífilis, tuberculosis, entre otras.

¿Podemos prevenir una  traqueítis?

Lo normal es que junto con una traqueítis aparezca algo más. Es bastante normal que por fumar o incluso, por la contaminación que hay en el aire por ejemplo, aflore una tos crónica con secreciones.

Una vez que se ha producido esta tos, la mucosa de la tráquea puede ir inflamándose cada vez más a menudo hasta llegar a ser crónica. Y es que los síntomas principales que presenta una traqueítis es la tos seca que irrita bastante, además de otras molestias o dolor en el tórax. Estas también pueden agudizarse mucho más con diferentes variaciones en la atmósfera, como pasar de un ambiente más cálido a otro más gélido, por ejemplo.  

Cuando es así, la traqueítis no suele durar más de dos o tres días, pero si además los síntomas vienen acompañados con esa sensación de la constricción de la caja torácica, problemas para poder respirar, es síntomas de que los bronquios también han sido dañados. 

Leer más
Una simple bola de papel de aluminio va a hacer que ahorres un montón cuando seques tu colada

Llegados a este punto, hay que señalar que la enfermedad se complicaría un poco más y su tratamiento también. En estos casos se podría llegar a tener fiebre muy alta con tos expectorante, dificultades a la hora de respirar y que la piel tome un color azulado.  

Lo más importante para el paciente es que evite la variaciones bruscas de temperaturas, así como fumar mucho menos y evitar aquellos sitios en que el aire esté contaminado. Una vez que se tomen estas medidas preventivas, la traqueítis puede ser combatida gracias al uso de medicamentos mucolíticos, antiinflamatorios, balsámicos y antibióticos mediante el uso de aerosol.  

Pero cuando los casos son más graves, hay que realizar una inyección de cortisona para luchar contra la inflamación y que estas no bloqueen las vías para respirar.  

• Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse