Jamie Alexander, diseña una línea de bañadores para que niñas trans como su hija puedan sentirse cómodas

Su hija tenía problemas para encontrar un bañador con el que se sintiera cómoda con su cuerpo y decidió adaptarlos.

Jamie Alexander, diseña una línea de bañadores para que niñas trans como su hija puedan sentirse cómodas
Leer más
Leer más

A día de hoy, muchas personas queremos un mundo inclusivo para que todos podamos ser libres siendo quienes somos en la sociedad en la que vivimos, por eso, los trajes de baño también deberían serlo. Las personas trans pueden llegar a sentirse incómodas en situaciones tan cotidianas, como podría ser ponerse un bañador o un bikini para ir a la playa o piscina.

Por eso, Jamie Alexander, decidió lanzar una iniciativa para que su hija trans, Ruby, pudiera sentirse cómoda llevando esta prenda de baño. Y es que la realidad de los bikinis y bañadores del mercado no se ajustan a las personas trans, y ante la frustración de su hija creó una línea de ropa adaptada a sus cuerpos, llamada Rubies.

El padre de Ruby, de 46 años, estaba preocupado porque las niñas trans y los niños no binarios suelen dejar de hacer actividades que les gustan, como nadar, bailar, hacer gimnasia e ir a la playa, por miedo a las miradas groseras y al acoso. Aunque en Toronto, donde viven los Alexander, tienen una mentalidad muy liberal, los padres de otras localidades temen legítimamente por la seguridad de sus hijos.

Jamie Alexander, lanza bañadores para que las niñas trans se sientan cómodas. Instagram

En respuesta, Alexander se propuso fabricar braguitas de bikini y trajes de baño de una sola pieza especializados. Las prendas lo consiguen gracias a una combinación especializada de spandex de compresión y malla que elimina la necesidad de meter o acolchar.

Esta iniciativa ha sido un 'boom' en las redes sociales, no solo por la historia de Alexander y Ruby, sino por la necesidad que había dentro del colectivo de un diseño adaptable a los cuerpos en transición.

"Esto es una empresa comercial, pero tiene un enorme elemento social. Queremos hacer frente a la desigualdad y asegurarnos de que todo el que quiera uno pueda conseguirlo, además lo importante es que me gustaría inspirar a otros para que hagan algo por estos niños", dijo Alexander.