Trucos para conservar tus bikinis en perfecto estado

Trucos para conservar tus bikinis en perfecto estado

Sigue estos consejos esenciales para cuidar tu bikini y para que luzca como nuevo siempre y par, incluso el verano siguiente.

Muchas pensamos que un bikini o un bañador es una prenda simple que, al utilizarla solamente para la playa o la piscina, se conserva y dura mucho más que una camiseta. Nada más lejos de la verdad.

Las prendas y trajes de baño, ya sea un bikini brasileño, un micro bikini, un bikini push up o un bañador de natación, se estropean rápidamente si no se cuidan correctamente. Y todas queremos lucir nuestro bikini atado de forma original sobre nuestro cuerpo. Esto se debe a que están expuestos a agentes externos, como el sol, el agua marina o el cloro, que destruyen los colores y los tejidos del bikini.

Para evitar esta destrucción y conservar perfectamente tus bikinis, sigue estos sencillos consejos.

Utiliza agua con sal o vinagre

Antes de estrenar el bikini o el bañador, ponlo en remojo en agua con sal o vinagre. Esto permite fijar los colores y que duren más tiempo, además que mata los microbios que el tejido pudiera contener.

Cuidado con el bronceador

Cuando utilices la crema, presta atención a no manchar el bañador, ya que los colorantes de estos productos ensucian la prenda y son muy difíciles de quitar.

También tendrás que cuidado de no sentarte por ejemplo, sobre el césped, ya que el bikini puede teñirse de verde, al igual que si te sientas mucho rato sobre la arena. Así evitarás manchas feas y difíciles de limpiar.

Lavar siempre tras usar el bañador

Esto es esencial. Tienes que lavar tu bikini después de la playa o la piscina. Se aconseja utilizar agua fría y lavarlo con un jabón especial para ropa delicada. No utilices agua caliente ya que puede hacer encoger la prenda. Tampoco uses detergentes ni suavizantes pues contienen compuestos agresivos que desgastará la tela y se comerán los colores.

Secar el bikini al aire libre

Cuando laves tu bikini, tiéndelo y déjalo que se seque al aire libre. Se aconseja tenderlo a la sombra para que el sol no se coma los colores, aunque si no se tiene un lugar de sombra, ponlo del revés. No utilices la secadora, ya que el calor hará encoger el bañador.

Cuidado con el cloro

Si te gusta mucho ir a la piscina, te aconsejamos que utilices tus bikinis o bañadores más viejos, ya que el color es muy corrosivo. Lo mismo si vas a un spa, pues el agua posee grandes cantidades de fungicidas y cloros.

Guardar tu bikini para la próxima temporada

Para almacenar perfectamente tu prenda de baño, primero tienes que lavarla a mano con agua tibia, enjuagándola bien y dejándola secar al aire libre. Después, se aconseja lavarlo una segunda vez, esta vez en la lavadora con el programa de ropa delicada y sin suavizante, y dejarla secar de nuevo al aire libre.

Cuando se seque el bañador, lo mejor es guardarlo en una bolsa con cierre hermético o bien una bolsa de tela suave en un cajón, así se evita que entre humedad en las fibras y se estropee durante el tiempo que se encuentre guardado.

Ya ves que siguiendo unos sencillos consejos podrás conservar tus bikinis y bañadores en perfecto estado y poder utilizarlos de nuevo el verano siguiente.

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse