Tamara Falcó toma el relevo de su madre (a su manera)

Durante muchos años, Isabel Preysler fue la imagen de Porcelanosa, la casa de la cerámica para hogar de mayor prestigio. Ahora, retirada de la vida pública, es su hija Tamara quien toma su cetro.

Tamara Falcó toma el relevo de su madre (a su manera)
Leer más
Leer más

Tamara Falcó se ha propuesto ser una referente para el mundo de las celebrities. Y a fe nuestra que lo está consiguiendo y por méritos propios.

Sorprendió a todos participando en MasterChef Celebrity, y sobre todo, ganando como una de las más aplicadas alumnas de la academia.

Hasta tal punto que no ha dudado en costearse caras formaciones en los grandes restaurantes (amén de aprovechar el premio de las cocinas) para titularse como cocinera profesional.

Efectivamente, Tamara Falcó es cocinera reconocida por entidades tan prestigiosas como Le Cordon Bleu. La marquesa de Griñón ha querido sacar partido de su nueva afición con su propio libro de recetas ('Las recetas de casa de mi madre').

Y he aquí la gran sorpresa. La hija de Isabel Preysler es la nueva embajadora de la marca Porcelanosa. Así consta en las imágenes que acompañan a la promoción y las recetas de su libro.

Con su chaquetilla de cocinera profesional, Tamara Falcó posa elaborando las elaboraciones en las cocinas de la casa.

Hasta no hace tanto, Porcelanosa contaba con Isabel Preysler como embajadora (imagen) de marca.

Ahora parece que es su hija quien retoma esta pequeña componenda, lo que nos hace preguntarnos si hará lo mismo con otros proyectos de su madre (y sí, todos tenemos en la mente la imagen de Tamara Falcó con los Ferrero Roché).

Esta no sería una idea tan descabellada, más aún ahora que Tamara Falcó ha descubierto su gran pasión por la cocina y que, según parece, tampoco se le da muy mal. Además de ser una it girl capaz de agotar cualquier recursose ha convertido en una mujer de múltiples recursos.

Un programa de televisión hace creer a una adolescente de 13 años que va a reencontrarse con su madre Un programa de televisión hace creer a una adolescente de 13 años que va a reencontrarse con su madre