No todo es buen rollo y tonteos en la casa de los secretos: primeros enfrentamientos (y llantos)

'Secret Story: La Casa de los Secretos' está que arde. Cada concursante parece a la expectativa sin saber muy bien de qué va el resto, y eso ha dado pie a los primeros encontronazos (y alguna que otra lágrima).

No todo es buen rollo y tonteos en la casa de los secretos: primeros enfrentamientos (y llantos)
Leer más
Leer más

'Secret Story: La Casa de los Secretos' parece que va a ser algo más que una casa con muchos silencios. Como buen concurso de supervivencia entre personas con un bagaje tan diverso, se avecinan algunos encontronazos.

Los primeros ya sea han dado. Cristina Porta está en el centro de la primera gran disputa entre concursantes.

La Casa de Guadalix promete con dar tanto juego como su hermano mayor.

Y, como no podía ser menos, el enfrentamiento entre caracteres tuvo como detonante las pruebas a las que la organización les somete.

Durante toda la semana, debían coger los escarabajos situados encima de la gran pirámide. Pero al parecer, no todos estaban de acuerdo en el cuándo.

Isabel Rábago se plantó ante los ataques de Cristina Porta. Esta la acusa de no implicarse con el grupo, a lo que la colaboradora de televisión soltó que no le parecía bien hacerlo justo después de comer.

Como réplica, Cristina respondió con una acusación: no "tienen la misma predisposición a hacer la prueba". Lo hizo en público y en privado (en El Cubo, véase el confesionario de Gran Hermano).

Lucía Pariente, que parece dispuesta a estar en todos los fregados, se posicionó con Rábago y esta se envalentonó, acusando a Porta de querer ser la "controladora de la prueba y la que valora a todos".

El tú a tú siguió ante la mirada y los cuchicheos de todos, hasta que Porta acusó a Rábago de atacarla.

"No te pongas a la defensiva. Esto no es un ataque. El día que tengamos un ataque sabrás por qué es y tendremos un 'tú a tú' en igualdad de condiciones", le advirtió.

Al parecer, y según veremos el lunes, Porta terminó llorando en su habitación.