Melyssa se abre como nunca antes: "No estoy curada"

Melyssa sorprendió a todos en 'Supervivientes' durante la prueba del puente de las emociones con su revelación: de adolescente había padecido desórdenes alimentarios severos. Ahora se abre en canal en una entrevista y deja a todos sin palabras.

Melyssa se abre como nunca antes: "No estoy curada"
Leer más
Leer más

No es el primer caso de concursante de un reality de Mediaset que confiesa que en la adolescencia o en su primera juventud ha padecido algún tipo de trastorno alimenticio. Melyssa Pinto se ha 'desnudado' internamente en una exclusiva a 'Lecturas' en la que se muestra tal cual es, y a través de la cual podemos comprender muchas de sus decisiones y palabras.

Al igual que Violeta Magriñán, Melyssa sufrió de anorexia en su adolescencia, que en su caso, además, estuvo precedida de bulimia, una combinación más común de lo que se piensa.

En la entrevista, aunque no entra en profundidad sobre esos años, asegura que fue clave dar con el profesional adecuado que supo ver qué era lo que le pasaba.

Ya en su participación en 'Supervivientes' se mostró muy emocionada con su familia, a la que aseguraba no había tratado todo lo bien que se merecía. Tras esta exclusiva a 'Lecturas', todo cobra sentido.

Este tipo de situaciones no son fáciles para la familia, y menos para los padres. En su caso, como relata Melyssa, tenía un origen psicológico muy claro: falta completa de autoestima.

Tampoco ha profundizado en los hechos o situaciones que la llevaron a ello, pero sí ha querido romper el silencio para con su visibilidad llegar a las madres y adolescentes que se pueden sentir identificadas con ella y dar un paso adelante, reconocerlo, y comenzar el proceso de curación.

“Es un tema del que yo nunca había querido hablar. Quería que llegara sobre todo a la gente joven que tiene este problema que se ve en el mundo de la pasarela, de la moda y el estereotipo que hay de la mujer perfecta...”, explica.

La finalista de 'Supervivientes' asegura que aún hoy batalla contra ella misma. Siente que no está completamente recuperada: "No estoy curada".