La familia que adoptó a siete hermanos a pesar de tener 5 hijos biológicos

Esta es la historia de siete hermanos que fueron adoptados y volvieron a sonreír gracias a Pam y Gary.

La familia que adoptó a siete hermanos a pesar de tener 5 hijos biológicos
Leer más
Leer más

Pam Willis de 50 años y su marido Gary de 53 años decidieron adoptar a siete hermanos que habían perdido a sus padres en un trágico accidente de auto en 2019. “Los niños decían que su deseo navideño era ser adoptado”, eso conmovió a la mujer, ella le comentó a su marido y fue cuando él dijo “Deberíamos adoptar a estos niños”,contó.

La adopción de los siete hermanos

Se cree que la adopción es una alternativa para las parejas que sufren de problemas de fertilidad, pero en este caso se demostró lo contrario, la familia Willis ya tenía 5 hijos biológicos, pero al conocer la historia de Adelino, 15 años; Ruby 13; Aleecia 9; Anthony 8; Aubriella 7; Leo 5 y Xander 4. Decidieron cambiar su futuro y hacerlos sentir el calor de hogar.

Cuando los niños perdieron a sus padres y se sintieron solos en el mundo, no tenían esperanza, el mayor de ellos incluso sintió que su vida se derrumbó. “Renuncié a la idea de tener un futuro”, comentó. Los hermanos ya habían vivido en varias casas de acogida y su experiencia no había sido la mejor.

La pareja se decidió por la adopción en el momento preciso, justo cuando pensaban en jubilarse, sus cinco hijos biológicos ya eran adultos y podían valerse por ellos mismos. Matthew, de 32 años; Andrew, 30; Alexa, 27; Sophia, 23 y Sam, de 20, quisieron aportar con su grano de arena y se convirtieron en una gran familia de 14 integrantes.

Pam ha decidido contar su historia a través de los medios de comunicación y las redes sociales, tiene una cuenta de Instagram @second.chance.7, que cuenta con 115 mil seguidores, ella la describe como:

“¡Nuestro nido vacío, antes lleno de cinco, tiene siete nuevas incorporaciones con una segunda oportunidad de prosperar! Bio, de acogida, adoptivo... Sólo llámame mamá”.
La familia que adoptó a siete hermanos a pesar de tener 5 hijos biológicos

En donde postea regularmente sus aventuras juntos, aunque no todo ha sido alegrías, el proceso de adaptación a la nueva familia, ha sido difícil, los chicos tuvieron que aprender nuevas costumbres y reglas, pero la paciencia y el amor de la familia ha sido más fuerte.

“Al principio, realmente no veía a mamá y papá como figuras paternas (…) con el tiempo, me fui acostumbrando y me di cuenta de que los veía como padres”, dijo el adolescente.

Esta experiencia también ha representado un reto para los padres adoptivos, quienes están felices de haber logrado un hogar para que estos niños se desarrollen en armonía. Ahora los niños están felices. “Lo principal que aprendí es que los milagros ocurren”, comentó el mayor de los hermanos.

“Definitivamente no es fácil (…) Pero ver crecer a los niños es lo mejor. Solo al verlos felices, estoy viviendo mi sueño”, explicó Gary.