Una pequeña serpiente engulle un huevo más grande que su cabeza
Una pequeña serpiente engulle un huevo más grande que su cabeza
Una pequeña serpiente engulle un huevo más grande que su cabeza
Leer más

Una pequeña serpiente engulle un huevo más grande que su cabeza

Un apasionado de las serpientes ha publicado un vídeo que desvela el almuerzo de una pequeña serpiente albina con un apetito bastante desmesurado.

Ya se sabe que las serpientes son de buen comer y que no dudan en atacar a una víctima bastante mayor que ellas. Especies como la Pitón lo demuestran muy a menudo. Pero hace poco, un apasionado de las serpientes llamado Arno Naude que vive en Pretoria, Sudáfrica, ha publicado un vídeo aún más sorprendente.

En esa secuencia, podemos observar al hombre dándole de comer a una pequeña serpiente albina de la especie Dasypeltis scabra. Este reptil originario de África y de Oriente Medio no es venenoso y se caracteriza por alimentarse exclusivamente de huevos. Y por eso, Arno le ofrece un huevo. ¡Lo que nos impresiona es la técnica que emplea para comérselo!

Aunque el huevo es mayor que su cabeza, la serpiente logra, gracias a la gran flexibilidad de sus mandíbulas, abrir la boca por completo para engullirlo y, a continuación, irse con el botín en la garganta. No es la primera vez que se inmortaliza a una serpiente en esta posición, ya se grabó a una engullendo un enorme huevo un tiempo atrás.

Pero se nos plantea una duda: una vez se traga el huevo, ¿cómo hace la serpiente para acceder a su contenido? Pues gracias al un jugo gástrico tan potente que genera y el tiempo que lo deja reposar. Pero, además, las especies Dasypeltis tienen también la ventaja de contar con unas vértebras situadas a nivel del esófago que presentan unas espinas gruesas que perforan el huevo a su paso.

Así, el contenido se vierte en las entrañas de la serpiente mientras que esta regurgita la cáscara.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración