¿Te acomplejan las cartucheras? Prueba con estos 3 ejercicios

Las cartucheras son el terror de las mujeres. Aunque se van normalizando, su apariencia acartonada no deja de ser un problema para quienes la sufren. Con estos ejercicios reducirás las cartucheras en menos de lo que piensas.

¿Te acomplejan las cartucheras? Prueba con estos 3 ejercicios
Leer más
Leer más

El cuerpo humano está diseñado para acumular grasa. Con ella conseguimos la energía necesaria para el día a día. Ahora bien, según nuestra genética y nuestro estilo de vida, se puede acumular más grasa de la deseada. Especialmente en la mujer, y sobre todo en el abdomen y los glúteos. Esta grasa localizada recibe el nombre popular de cartucheras.

¿Cómo reducir esa grasa sin tener que pasar por cirugía? En el ejercicio, la constancia y una buena alimentación residen las claves. Pero antes conozcamos al enemigo.

Qué son las cartucheras

El nombre técnico es obesidad ginoide, aunque no siempre aparecen en personas con obesidad. Muchas mujeres que han dado a luz o que tienen problemas de hormonas, incluso estando delgadas, tienen cartucheras.

Ahora bien, debemos preocuparnos cuando es fruto de malos hábitos o de trastornos alimentarios. Por ejemplo, si te pones ciega a grasas saturadas, productos ultraprocesados y alimentos ricos en azúcares refinados. Si a esto le sumas un estilo de vida sedentario, entonces sí, tienes un problema.

Mejores ejercicios para reducir las cartucheras

Existe ciertos mitos que asimilan la eliminación de las cartucheras únicamente al trabajo con ejercicios de cardio. Como en cualquier entrenamiento, lo ideal es combinar tanto fuerza como actividad cardio, y hacerlo para todo el cuerpo a fin de que esté lo más uniforme y terso posible.

E, insistimos, sin constancia y una alimentación equilibrada, el esfuerzo no servirá de mucho.

  • Entrenamientos de fuerza: ayudan a tonificar los músculos. Es interesante combinar sentadillas con pesos muertos y zancadas. Todas ellas se pueden hacer con lastre una vez has cogido forma y fondo físicos. Para la zona de los glúteos, nada mejor que un hip thrust o puente de glúteos. Planifica las repeticiones adecuadas a tu estado de forma y tiempo y mantente constante.
  • Rutina HIIT: otro tipo de entrenamiento con el que puedes variar en la semana para que no sea siempre lo mismo son las rutinas HIIT. En ellos se mezcla el cardio con la fuerza, y además al ser intensos, requieren menos tiempo de dedicación. Para comenzar serían interesantes las zancadas, las sentadillas con o sin salto, y los escaladores.
  • Actividad cardiovascular: activa el organismo para aumentar el consumo de grasas de otro tipo de ejercicios. Incluye desde caminar a buen ritmo o correr, así como practicar deportes en grupo.

Así pues, es el momento de levantarse de la silla o el sofá y comenzar a activar tu organismo, sobre todo si por genética eres más propens@ a acumular grasa.

Los alimentos más saludables que podemos encontrar en Carrefour Los alimentos más saludables que podemos encontrar en Carrefour