Síntomas del desequilibrio hormonal que las mujeres suelen ignorar

Un desequilibrio hormonal ocurre cuando la relación entre estrógenos y progesterona se aleja de los niveles normales.

Síntomas del desequilibrio hormonal que las mujeres suelen ignorar
Leer más
Leer más

Muchas mujeres en la actualidad están tan ocupadas en sus labores diarias, que difícilmente encuentran un espacio para conocer bien su cuerpo. Y cuando notan un cambio extraño prefieren ignorarlo y pensar que ya pasará. Sin embargo, cuando se atraviesa por un desequilibrio hormonal, los síntomas son muy claros.

Por ello, es necesario que conozcas las causas y síntomas de este desbalance, y así puedas recurrir a un especialista para solucionarlo si es que presentas algunas de estas señales.

¿Por qué ocurre un desorden hormonal?

El estrógeno y progesterona son las hormonas femeninas con más importancia. Un desequilibrio hormonal ocurre cuando la relación entre ambas se aleja de los niveles normales. Las causas más comunes son el embarazo, la menopausia, los ciclos menstruales, el estrés, una vida sedentaria y una alimentación deficiente.

getty

Algunos de los síntomas son:

Acné
Una mujer puede experimentar dos tipos de acné. Por un lado, antes de la menstruación suele aparecer un pequeño brote, que es muy común. El otro, no obstante, es un acné persistente más difícil de eliminar.

Aumento de apetito

Si notas que tu apetito es insaciable, incluso después de haber comido en gran cantidad, puede deberse a tus hormonas. Probablemente, se deba a una falta de sueño o poco descanso que, al no ser de calidad, no logra que el cuerpo se relaje totalmente.

Pérdida en la libido
La pérdida del deseo sexual es una de las señales más importantes de un desequilibrio hormonal en las mujeres. Puede ser ocasionada por la poca producción de estrógeno o a los cambios hormonales que se produce durante el embarazo. Además de llegar a sentir resequedad vaginal.

Fatiga
Es normal que las personas sientan cansancio de vez en cuándo; sin embargo, es muy preocupante cuando es constante y dificulta nuestra vida. Sabremos que es un problema porque el sueño no será capaz de aliviarnos. Esto puede deberse a que las hormonas tiroideas ya no se producen en grandes cantidades, sobre todo si has ganado peso que no puedes perder fácilmente.

A todo esto, todas las mujeres experimentan diversos flujos de progesterona y estrógeno durante su vida. Por esta razón, la falta de progesterona produce insomnio, mientras que el estrógeno provoca molestias al dormir, como sudoración excesiva y cambios en la temperatura corporal.

¿Cuándo acudir a un especialista?

Cada caso es diferente, por eso recomendamos que consultes con tu médico para que te realice un control hormonal a fin de hallar la solución precisa para ti.