Síndrome de Tietze o Costocondritis: Causas y tratamiento

Síndrome de Tietze o Costocondritis: Causas y tratamiento

Es una enfermedad benigna que desaparece en unas semanas y se trata de un dolor torácico a nivel del esternón en la segunda o tercera costilla.

¿Qué es el síndrome de Tietze?

También conocido como costocondritis, se trata de la inflamación del cartílago que une las costillas con el esternón. Dicha inflamación se presenta como un dolor agudo en la parte superior del pecho, pareciéndose bastante al dolor de un ataque al corazón u otras cardiopatías. El dolor es como un pellizco amplificado y que puede aparecer con movimientos del brazo al levantarlo. Además del dolor es posible que el paciente presente un enrojecimiento de la piel en la zona dolorida, e incluso un cierto hinchazón.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Tietze?

La aparición de dolor y sensibilidad en el tórax es lo más común, pero puede aparecer también:

-       Dolor fuerte en el pecho, por lo general en el lado izquierdo del esternón

-       Molestias que se acentúan con cualquier movimiento e incluso la respiración

-       Sensibilidad a la presión en la zona

-       Dolor muy localizado en la zona del esternón

-       Dolor punzante

-       Molestias que afectan a más de una costilla

-       Sensibilidad al calor

-       Dolor al toser

¿A qué es debida la Costocondritis?

En la mayoría de los casos se desconoce la causa. Suele aparecer tras contusiones o ciertos ejercicios con los brazos. La lista de posibles causas es la siguiente:

-       Lesiones o golpes en el tórax

-       Tumores: tanto tumores benignos como malignos pueden ser causa de esta dolencia. En caso de cáncer, puede desplazarse de la articulación a otras partes del cuerpo: pulmones, pecho o tiroides.

-       Infección: la articulación puede infectarse debido a distintos agentes patógenos infecciosos como virus, bacterias y hongos.

-       Artritis: el síndrome Tetze puede aparecer como consecuencia de cuadros de artrosis, artritis reumatoide o espondiloartritis anquilosante.

-       Desgaste o inflamación del cartílago

-       Movimientos repetitivos

Síndrome de Tietze: ¿cuándo acudir al médico?

Los dolores en el pecho no se han de pasar por alto. En caso de que suceda y no se conozca la causa, se ha de buscar atención médica de urgencia a fin de descartar que no se trate de enfermedades mortales, como un infarto.

Y una vez que se acude al médico con un posible cuadro de síndrome de Tietze, las preguntas que nos podemos esperar del médico son las siguientes:

-       Cuándo empezó el dolor

-       Si la intensidad varía y si va a peor desde el inicio de la molestia

-       Lugar en el que se localiza la molestia

-       Si hay algún ejercicio o posición en el que el dolor se alivie

-       Si hay fuertes dificultades para respirar

-       Si se ha sufrido alguna infección respiratoria recientemente

-       Si se han recibido golpes en la zona recientemente

-       Si se sufre alguna otra enfermedad

-       Si se está atravesando un periodo de estrés

-       Si hay antecedentes de problemas cardiacos en la familia

Algunas de las preguntas que será interesante realizar al médico en tal caso son:

-       Si se sabe la causa de los síntomas (lo cual es poco probable)

-       Qué tipo de pruebas será necesario realizar

-       Qué tipo de precauciones habrá que tomar

-       Si es necesario eliminar alguna actividad de nuestra rutina

-       Si el algo de esta enfermedad puede interaccionar con otras dolencias

-       Si el posible tratamiento puede interferir en nuestra actividad o con otros tratamientos

-       Cuánto tiempo durará aproximadamente

-       Los síntomas a los que deberíamos estar atentos

El médico será el encargado de hacer las pruebas pertinentes para determinar el diagnóstico, llegando a ser necesario en algunos casos hacer radiografías de la zona.

Costocondritis: Tratamiento

Lo cierto es que este síndrome no tiene un tratamiento mayor que el de esperar a que remita. Lo más importante es mantener reposo y evitar cualquier actividad que pueda empeorar la inflamación.

En caso de que el dolor sea muy fuerte, el doctor puede prescribir:

-       Antinflamatorios no esteroides: algunos medicamentos de este tipo no requieren receta, como el Ibuprofeno o el Naproxeno sódico, su médico probablemente le recete algunos más fuerte. Hay que prevenir posibles efectos secundarios en el estómago o riñones.

-       Tranquilizantes: el médico podría considerar recetar medicamentos con codeína. Se ha de tener cuidado, pues estos medicamentos pueden generar dependencia

-       Anticonvulsivos: algunos medicamentos destinados a tratar la epilepsia pueden ser eficaces en este caso. De cualquier manera, la decisión de prescibirlos le pertenece estrictamente al médico

-       Antidepresivos: en este caso el objetivo sería proporcionar un medicamento que ayude a descansar al paciente.

Terapia preventiva:

Hay algunos ejercicios de fisioterapia que pueden ayudar a prevenir o incluso disminuir la costocondritis:

-       Ejercicios de estiramiento: sobre todo de la zona torácica y costal

-       Estimulación nerviosa: lo que se busca con estas técnicas es aplicar impulsos nerviosos que impidan que el estímulo del dolor llegue al cerebro. Por supuesto se han de realizar con una persona con la formación y experiencia adecuada.

Medidas más estrictas:

En caso de cuadros muy graves y repetitivos, el médico puede tomar la decisión de inyectar anestésicos o corticoides directamente en la articulación. Esta opción es muy minoritaria.

Además de las anteriores opciones, también existe la posibilidad de ir adaptando nuestra vida y hábitos para que de esta manera podamos evitar los episodios de esta enfermedad. Algunos de los remedios que se proponen son los siguientes:

-       Aplicar frío o calor, según nos ofrezca mayor resultado y alivio.

-       Procurar llevar un ritmo de vida tranquilo, descansando cuando sea posible

-       Recurrir a analgésicos sin receta y otros remedios caseros con efectos parecidos.

Si los episodios de costocondritis se repiten, probablemente sea interesante llevar un diario o simplemente anotar todo lo que tiene que ver con este cuadro para ayudar al médico a guiarnos. Cuestiones que se pueden anotar: descripción de los síntomas, nivel y localización del dolor, otros datos relativos a nuestra salud, medicamentos que tomamos, actividades no habituales realizadas, etc. 

El mejor tratamiento es el reposo, ya que evitar esfuerzos permiten una mejor recuperación. Si el dolor es muy intenso, el médico puede recetar analgésico o antiinflamatorios.

Leer más
Artrosis cervical: síntomas y tratamiento

Factores de riesgo

 

El síndrome de Tietze o costocondritis suele aparecer con mayor frecuencia en mujeres y en general en individuos de más de 40 años.

Es frecuente también en adolescentes, tanto hombres como mujeres.

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración