¿Qué es el trastorno disfórico premenstrual?

Ya conoces el síndrome premenstrual (SPM), pero ¿conoces el trastorno disfórico premenstrual? Aquí tienes consejos clínicos para manejarlo.

¿Qué es el trastorno disfórico premenstrual?
Leer más
Leer más

Según Arefa Cassoobhoy, doctora en medicina interna certificada, el trastorno disfóricopremenstrual (TDPM) es un problema de salud similar al síndrome premenstrual (SPM), pero más grave.

Es muy probable que hayas tenido algún tipo de SPM desde que empezaste a tener la menstruación. Los médicos creen que hasta tres cuartas partes de las mujeres que tienen la menstruación presentan algunos signos de SPM, ya sea antojos de comida, calambres, pechos sensibles, mal humor o fatiga.

Sin embargo, el TDPM es bastante diferente. Causa síntomas emocionales y físicos como el SPM, pero las mujeres con TDPM encuentran sus síntomas agotadores. Los síntomas del TDPM pueden interferir en su vida diaria, incluyendo el trabajo, la escuela, la vida social y las relaciones.

Síntomas del TDPM

Los síntomas del TDPM suelen aparecer la semana anterior al inicio de la menstruación y duran hasta unos días después de su comienzo. La mayoría de las veces son graves y agotadores, y pueden impedirte realizar tus actividades diarias. Incluyen

· Cambios de humor

· Depresión o sentimientos de desesperanza

· Enfado intenso y conflictos con otras personas

· Tensión, ansiedad e irritabilidad

· Falta de interés por sus actividades habituales

· Problemas de concentración

· Fatiga

· Cambios en el apetito

· Sensación de descontrol

· Problemas de sueño

· Calambres e hinchazón

· Sensibilidad en los senos

· Dolores de cabeza

· Dolor articular o muscular

· Sofocos

Tratamiento

La Dra. Arefa afirma que algunos analgésicos de venta libre como la aspirina, el ibuprofeno y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden aliviar síntomas como el dolor de cabeza, la sensibilidad mamaria, el dolor de espalda y los calambres. Los diuréticos, también llamados "píldoras de agua", pueden ayudar con la retención de líquidos y la hinchazón.

Para algunas mujeres, 1.200 miligramos al día de calcio en la dieta y como suplemento pueden ayudar a aliviar los síntomas. La vitamina B6, el magnesio y el L-triptófano también pueden funcionar, pero pide consejo a tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Algunos estudios sugieren que el sauzgatillo (Vitex agnus-castus) es bueno para el TDPM, pero no hay suficientes investigaciones para estar seguros. La FDA no controla los suplementos de hierbas, así que habla con tu médico antes de probar uno.

Hablar con un terapeuta también puede ayudarte a encontrar nuevas formas de controlar el TDPM. La terapia de relajación, la meditación, la reflexología y el yoga también podrían aliviarte, pero tampoco han sido ampliamente estudiados.