Miocarditis y pericarditis: ¿cuáles son los síntomas y cómo tratarlos?

Según un estudio, las vacunas de ARN pueden causar miocarditis y pericarditis. ¿Pero qué son estas afecciones?

Miocarditis y pericarditis: ¿cuáles son los síntomas y cómo tratarlos?
Leer más
Leer más

El pasado 9 de noviembre, a las 20:00 horas, Emmanuel Macron pronunció un discurso en el que anunciaba el pasaporte sanitario y la tercera dosis de la vacuna. Pero, según un estudio de la Agencia Francesa del Seguro Médico y del Medicamento, las vacunas de ARN contra el Covid-19 aumentan el riesgo de miocarditis y pericarditis. Esto es más frecuente en los hombres menores de 30 años, especialmente después de la segunda dosis de la vacuna Moderna. Sin embargo, los riesgos siguen siendo bajos.

Síntomas y tratamiento de la miocarditis

La miocarditis es una inflamación del miocardio, el músculo que transporta la sangre. La mayoría de las veces, esta afección es de origen vírico y los primeros síntomas son similares a los de la gripe, con fiebre, fatiga intensa y dolor en las articulaciones. Pero más adelante aparecen síntomas más graves, como dolores constantes en el pecho de intensidad variable con sensación de opresión, palpitaciones y dificultad para respirar. En los casos más graves, el paciente puede experimentar dificultad respiratoria y paro cardíaco.

Cuando la miocarditis es de origen viral, no existe un tratamiento real. Se recomienda reposo y tratamiento de los distintos síntomas para reducir el dolor. Si es de origen bacteriano, se prescriben antibióticos. En todos los casos, el paciente debe ser vigilado para observar la evolución de la enfermedad.

Síntomas y tratamiento de la pericarditis

La pericarditis es una inflamación del pericardio que rodea el corazón. La mayoría de las veces es de origen viral y se manifiesta como un dolor torácico muy intenso que se irradia a la espalda, asociado a fiebre. Estos síntomas pueden ir acompañados de falta de aire y tos seca.

No existe un tratamiento específico para esta enfermedad. Se recomienda descansar bien y tomar antiinflamatorios durante quince días. El dolor remitirá rápidamente, en el plazo de una semana aproximadamente, pero la enfermedad aún no estará totalmente curada. Si los síntomas persisten, no deben tomarse a la ligera y el médico debe buscar una causa subyacente.

Alternativas para una higiene menstrual saludable y ecológica Alternativas para una higiene menstrual saludable y ecológica