Los 6 cambios en estas partes de nuestro físico indican que tenemos una enfermedad

Muchas veces nuestro cuerpo nos manda importantes señales de que algo no va bien. Un cambio insignificante que muchas al que muchas veces no le prestamos atención y podría revelarnos que tenemos una enfermedad.

Los 6 cambios en estas partes de nuestro físico indican que tenemos una enfermedad
Leer más
Leer más

Nuestro cuerpo nos adviertes a través de pequeñas señales que algo no va bien. Conocer nuestro propio cuerpo y estar atentos a ciertos cambios (sin alarmarse ni ser hipocondríaco) es fundamental para poder prevenir ciertas enfermedades.

A continuación te revelamos 6 sutiles señales que te advierten de que puedes tener una enfermedad.

Cambios en las uñas

Nuestras uñas pueden advertirnos de muchas cosas sobre nuestra salud. Si aparecen puntos blancos o líneas en las uñas esto puede deberse a deficiencias de ciertos minerales. Sin embargo si la uña se blanquea progresivamente puede indicar problemas de salud como cirrosis, insuficiencia renal crónica e insuficiencia cardíaca congestiva.

Nuestro pelo una de las primeras señales

La caída y sequedad del cabello esta muy ligada a trastornos hormonales como la tiroides. Tanto la tiroides hiperactiva como la hipoactiva pueden afectar el ciclo de crecimiento del cabello.

Cambios en nuestra piel

La piel es uno de los órganos de nuestro cuerpo que más puede advertirnos sobre algunas enfermedades importantes. si notas un cambio brusco en tu piel como sequedad, escamas o un tacto áspero, lo mejor es que te hagas algunas analiticas. La piel produce hormonas para que las células del cuerpo se mantengan a un buen ritmo, cuando estos niveles son demasiado bajos, todo lo demás comienza a empeorar, de ahí que puedas sentir más frío, pérdida de memoria, estreñimiento, depresión o cansarte más fácilmente.

Los ojos

Prestar atención a pequeños cambios en nuestros ojos es fundamental para la detección precoz de ciertas enfermedades. Cómo por ejemplo la visión borrosa puede ser un síntoma de la retinopatía diabética.

Además de esto puedes tener en cuenta y sobretodo a partir de los 50 que las venas oculares son similares en cuanto a tamaño, estructura y función a los vasos sanguíneos cerebrales, por lo que si se notan más dilatadas de lo normal pueden estar indicando la aparición de algún tipo de demencia.

Cambios en nuestra lengua

La lengua puede ofrecer muchas pistas para identificar enfermedades. Es por ello que debes estar atento a cualquier tipo de decoloración, bulto, llaga o dolor. Normalmente, las lenguas son rosadas y están cubiertas de pequeñas protuberancias llamadas papilas.

Una lengua blanca y suave puede señalar deficiencias nutricionales en el cuerpo. Además cualquier decoloración, bulto, llaga o dolor en la lengua debe ser monitoreado y evaluado por un médico si no desaparece en dos semanas.

Atento especialmente a pies y tobillos

Los pies y tobillos hinchados pueden indicar desde fluctuaciones hormonales o consumo excesivo de sal, hasta algo más grave como insuficiencia cardíaca congestiva, ya que el órgano no puede bombear suficiente sangre, lo que lleva a una acumulación de líquido. La hinchazón también puede estar relacionada con la presencia de coágulos de sangre.

.