¿La postura correcta para ir al baño? Así debes sentarte por el bien de tu salud

Poco se habla del suelo pélvico y la forma más conveniente para ir al baño. Hoy te contamos qué hacer para llevar una vida más saludable y evitar problemas como el estreñimiento.

 ¿La postura correcta para ir al baño? Así debes sentarte por el bien de tu salud
Leer más
Leer más

El tiempo y algunos casos visibles han hecho que se preste mayor atención a las enfermedades uroginecológicas y sexuales, producto de las alteraciones musculares del periné. Casos que siempre fueron comunes, pero poco expuestos. En muchas ocasiones por desconocimiento o miedo.

Ha sido necesario que actrices o personajes públicos los hablen para que se hagan más conocidas. Aunque en algunos sectores aún se silencia, la sintomatología, ahora existe más sensibilidad sobre estas patologías, sus tratamientos y formas para prevenirlas.

¿Qué es el control del periné?

El periné es un grupo de músculos en forma de diamante que se extiende desde la sínfisis hasta el coxis, y como cualquier otro, necesita de un entrenamiento para que funcione de forma adecuada. Parte de ese procedimiento es la contracción y relajación del periné, lo que representaría que se mantiene saludable.

¿Qué hacer para mantenerse saludable en la zona?

  • Entre los primeros consejos de los expertos de salud, está acudir a evacuar cuando se tiene necesidad, antes de esperarse hasta el último momento.
  • Evitar hacer fuerza excesiva cuando se va al baño.
  • No es aconsejable orinar en pausas, es necesario evacuar la vejiga de forma constante.
  • Minimizar el consumo de alimentos ultraprocesados, consumir alimentos ricos en fibra e hidratarse.

La postura correcta de defecación

La posición más conveniente al momento de ir al baño es una flexión de caderas superior de 90 grados, lo que representa que las rodillas deben estar más elevadas que las caderas, con este ejercicio, los músculos se relajan y es más fácil evacuar y evitar la fuerza excesiva.

La obesidad es aumenta la posibilidad de problemas pélvicos, así como también el tabaquismo. Cuando la situación es constante, lo mejor que puede hacer es visitar a su médico especialista para evitar patologías.