El infarto en las mujeres, ¿cómo reconocerlo?

En una mujer, un infarto no siempre se manifiesta de la misma manera que en un hombre. Casi la mitad de las mujeres menores de 60 años que han sufrido un infarto no experimentan los síntomas clásicos.

El infarto en las mujeres, ¿cómo reconocerlo?
Leer más
Leer más

El corazón bombea unos 5 litros de sangre por minuto para suministrar oxígeno a todo el cuerpo. Consume el 10% de este oxígeno por sí mismo. Sin embargo, la asfixia amenaza al corazón cuando las arterias coronarias se bloquean y no pueden suministrar suficiente oxígeno. Si el flujo sanguíneo se interrumpe por completo, el resultado es un infarto de miocardio y la destrucción permanente de la parte del músculo cardíaco privada de oxígeno.

Las mujeres deben aprender a reconocer los síntomas atípicos del infarto. Es recomendable que estén en alerta si experimentan los siguientes síntomas de forma repentina o intensa: opresión en el pecho, dificultad para respirar, palpitaciones, falta de aire al hacer un esfuerzo o a veces en reposo, fatiga persistente, problemas digestivos, náuseas.

getty

Sin embargo, las mujeres tienden a subestimar el dolor y sus síntomas en general, lo que conduce a un tratamiento más tardío y a una pérdida de oportunidades para estas mujeres, cuyas arterias son más difíciles de revascularizar, más delgadas y más sensibles al estrés que las de los hombres.

Estudios recientes sobre las características del infarto de miocardio en las jóvenes destacan la mayor incidencia de la diabetes, la obesidad y el tabaquismo en las mujeres en comparación con los hombres de la misma edad. A partir de los 50 años, las mujeres tienen niveles de colesterol más altos, son más frecuentemente hipertensas o diabéticas y más graves que los hombres.

getty

Además, las mujeres se ven afectadas por factores de riesgo hormonales específicos que no deben pasarse por alto: la anticoncepción con estrógenos sintéticos (especialmente después de los 35 años y con tabaquismo activo), el embarazo complicado y la menopausia.