Alimentos que debes comer si quieres mantener tus riñones sanos

Los riñones son uno de los órganos más delicados e importantes ya que nos ayudan a depurar y eliminar las toxinas de nuestro organismo. Por eso es fundamental tomar alimentos que nos ayuden a mantenerlos saludables.

Alimentos que debes comer si quieres mantener tus riñones sanos
Leer más
Leer más

Ya sabes lo delicados que son los riñones. Se encargan de desintoxicar nuestro organismo, y por tanto deben filtrar todas las toxinas que ingerimos en nuestra alimentación diaria.

Es por eso que para cuidar de la salud renal hay que mirar bien qué tipo de alimentos conforman nuestra dieta diaria.

Por ejemplo, tomar mucha sal o alimentos procesados es perjudicial para nuestros riñones.

Pero, ¿qué alimentos pueden ayudarnos a limpiar nuestros riñones?

Alimentos que debes comer

Lo primero que debes saber es que, para mantener limpios tus riñones, debes beber agua de forma habitual, y en la cantidad que tu organismo necesite. Es decir, cerca de 1,5 L al día.

Además de agua, los siguientes alimentos te ayudarán también a depurar tus riñones:

· Arándonos: Ayudan a limpiar la vejiga y a desintoxicar los riñones.

· Cereales integrales: Ayudan a los riñones a eliminar las toxinas del organismo.

· Fresas: Previenen la oxidación del cuerpo, y fortalecen la salud de los riñones.

· Piña: Protegen a los riñones de infecciones e inflamaciones gracias a su alto contenido en vitamina C, potasio y diversas enzimas.

· Vegetales ricos en potasio: Favorecen la producción de la enzima. Algunos ejemplos son el plátano, el albaricoque, la patata o la cebolla.

· Productos ricos en calcio: Fortalecen y favorecen al buen funcionamiento de los riñones. Algunos ejemplos son el brócoli, los espárragos o la col.

· Té e infusiones: Ayudan a limpiar los riñones. Algunos ejemplos son las infusiones de cola de caballo, de perejil, de diente de león o de ortiga verde.

Alimentos que NO debes comer

Además de ingerir los alimentos adecuados, debes conocer aquellos que lastiman a tus riñones para procurar evitarlos, o consumirlos con moderación. Estos son:

· Sal

· Lácteos grasos

· Alimentos procesados

· Edulcorantes artificiales

· Cafeína

· Alcohol