13 efectos que pueden aparecer en tu cuerpo si sigues tomando refrescos a diario según la Ciencia

Abusar de los refrescos es perjudicial para nuestro organismo. Pero, ¿sabes hasta qué punto? La ciencia te lo explica con estos 13 efectos sobre tu cuerpo cuando los consumes con asiduidad.

13 efectos que pueden aparecer en tu cuerpo si sigues tomando refrescos a diario según la Ciencia
Leer más
Leer más

Ya está aceptado que el abuso sin control de refrescos azucarados tiene más perjuicios que beneficios. Ahora bien, ¿cómo afectan de verdad al organismo? La Ciencia responde con datos y estudios. Lee atentamente y evalúa tu relación con ellos a partir de ahora.

1. Sumar grasas a base de calorías y azúcares

Un estudio en The American Journal of Clinical Nutrition evidencia que las bebidas con alto contenido de fructosa afecta los niveles de insulina y el metabolismo y puede conducir a un aumento de peso.

2. Aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2

Al beber refrescos, el nivel de azúcar en la sangre aumenta, lo que lleva al páncreas a acelerar y producir insulina para metabolizar todo ese azúcar.

Un estudio de la revista Circulation de la Asociación Estadounidense del Corazón asegura que el consumo de bebidas endulzadas con azúcar, como las gaseosas, está relacionado con la aparición de la diabetes tipo 2.

3. Y también de prediabetes

La prediabetes es una afección en la que los niveles de azúcar en sangre son más altos de lo normal, pero no se encuentran en los niveles que se encuentran en los diabéticos. Según los investigadores de la Universidad de Tufts, consumir 6 latas de refrescos azucarados a la semana te predispone a padecerla.

4. En los hombres puede causar pérdida de espermatozoides

El Estudio de Hombres Jóvenes de Rochester de la Universidad de Rochester, encontró evidencias de que los participantes que bebían más bebidas azucaradas experimentaban una menor movilidad de los espermatozoides.

5. Y a las mujeres les puede provocar pérdida de fertilidad

Según un estudio de 2018 publicado en la revista Epidemiology, consumir solo uno (o más) refrescos al día, ya sea por un hombre o una mujer, se asocia con pérdida de fertilidad.

6. Los refrescos también afectan a los riñones

Otro estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Osaka encontró una relación causa efecto entre quienes consumían 2 refrescos al día y la aparición de enfermedades renales crónicas como la proteinuria.

7. Y al corazón

Tomar un refresco al día aumenta el riesgo de un ataque cardíaco en un 20%, según un estudio publicado en la revista Circulation de la American Heart Association.

8. Sin la adecuada higiene bucal, pueden pudrir los dientes

La soda que se utiliza en los refrescos extrae calcio de los dientes y conduce a la erosión dental, según un estudio publicado en International Journal of Dentistry.

Además, los refrescos de colores más oscuros, como las bebidas de cola, también pueden crear manchar en los dientes.

9. ¿Sabías que se relaciona con mayor propensión al asma?

Los refrescos con azúcar también pueden provocar la aparición de asma, según un estudio de Australia.

10. Está demostrado que debilita los huesos

Ciertos refrescos debilitan los huesos, según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition.

11. Y que puede causar un daño cerebral

Un estudio de UCLA relaciona consumir altos niveles de fructosa, como los azúcares agregados en los refrescos con ciertas alteraciones en cientos de células en el cerebro.

12. Incrementa el riesgo de sufrir obesidad

"Las bebidas endulzadas con azúcar aumentan los factores de riesgo cardiometabólico en comparación con cantidades iguales de almidón", dijo en un comunicado de prensa el autor principal, Kimber Stanhope, investigador biólogo nutricional de la Universidad de California en Davis como recoge Eat This, Not That!

13. O desarrollar algunos tipos de cáncer

Las personas que beben dos o más refrescos a la semana tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de páncreas en comparación con quienes no los consumen, según un estudio publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.