¿Qué son los coágulos en la menstruación?

¿Qué son los coágulos en la menstruación?

¿Has visto que tienes coágulos en la menstruación? Te explicamos a continuación que son y por qué salen en la sangre.

La menstruación es una de muchas peripecias que nuestro cuerpo experimenta a causa de lo especial y complejo de nuestro sistema reproductivo. Pero ¿Qué son exactamente los coágulos de sangre que se presentan a veces en la menstruación? ¿Son de alguna manera nocivos para nuestra salud?

¿Qué es un coágulo?

Para comenzar, es necesario entender brevemente lo que es un coágulo. Al recibir una herida, nuestro cuerpo sabiamente intenta a toda costa evitar que el daño se extienda o se vuelva más perjudicial, por esta razón la sangre que emana un corte se coagula para luego comenzar el proceso de cicatrización. Naturalmente, nuestro cuerpo realiza esto para evitar que nos desangremos, no importa si se trata de una pequeña o gran herida.

¿Cómo se forman los coágulos en la menstruación?

Es imprescindible no preocuparse, esto es algo natural, los coágulos en la menstruación no son otra cosa que sangre que se ha quedado acumulada en el útero por un período de tiempo extendido y que luego se ha coagulado. Si somos de las mujeres que presentamos menstruaciones cortas, es muy posible que jamás experimentemos un escenario parecido, no obstante, si nuestro sangrado menstrual es abundante somos más propensas a presentar esta peculiaridad.

Cada vez que nos llega la regla, el útero genera de manera natural un líquido anticoagulante llamado plasmina, con el fin de ayudar a evacuar fácilmente la sangre, sin embargo, la mayoría de veces que se presentan coágulos es porque nuestro útero se ha quedado sin esta sustancia antes de que el flujo de sangre se haya detenido. En adición, los molestos espasmos que causan los cólicos menstruales se encargan también de eliminar cualquier potencial coagulo.

Un claro indicio para saber si lo mencionado corresponde a la manera en la que nuestro cuerpo reacciona es verificar si nuestro sangrado es líquido o denso. Si es muy denso hay una mayor tendencia a la aparición de coágulos menstruales.

¿Qué causas provocan los coágulos en la menstruación?

Los coágulos en la menstruación pueden provocarse por un desequilibro hormonal. Una variación de estrógenos y progesterona, hormonas sexuales femeninas, pueden provocar una mayor cantidad de coágulos, en especial en adolescentes tras el primer año de menstruación hasta mujeres a punto de llegar a la menopausia.

La preocupación, tensión y estrés pueden jugar un rol protagónico en la producción de coágulos menstruales. El estrés puede causar desde sangrado excesivo hasta retrasos en nuestro calendario menstrual. Como señalamos anteriormente, el sangrado excesivo tiene una alta probabilidad de convertirse en coágulos.

Si sufres de miomas, pólipos y quistes, estos pueden ser los causantes de coágulos en la regla también.

¿Qué relación tienen los coágulos en la menstruación con el aborto?

Como señalamos al inicio, que se presenten coágulos de sangre durante nuestros procesos menstruales no es nada porqué alarmarse, no obstante, durante el embarazo, coágulos de color grisáceo o amarillento pueden ser señales de una pérdida gestacional. En este caso te recomendamos visitar a tu doctor a tiempo y realizar todas las preguntas que te surjan con respecto al tema.

¿Qué relación existe entre los coágulos en la menstruación y la anemia?

El anticoagulante natural que el útero segrega necesita una serie de nutrientes y vitaminas para ser producido, especialmente el hierro es uno de los componentes clave para una producción constante de plasmina. Algunos tipos de anemia son por falta de vitamina B-12 y la anemia ferropénica. La última es de las más comunes y su causa principal es la falta de hierro. Entre los síntomas más comunes que podemos encontrar para saber si sufrimos de anemia se encuentran:

- Fatiga constante o necesidad de tomar varias sientas al día sin haber hecho mayor esfuerzo físico

- Aturdimientos repentinos o pérdida del conocimiento

- Fuertes mareos

- Dificultad al respirar

- Dolores de cabeza y migrañas constantes

- Excesiva fragilidad corporal independiente del peso y la talla

- Taquicardia o latidos del corazón erráticos

- Dolores de pecho

- Pies y manos frías durante gran parte del día

- Piel de color amarillento o pálido

Por esta razón, si presentas varios de los síntomas mencionados anteriormente y además presentas coágulos menstruales, existe una gran posibilidad de que sufras de un cuadro anémico.

¿Cómo eliminar coágulos menstruales?

Eliminar por completo los coágulos menstruales puede ser una meta que nunca lograremos alcanzar, ya que como mencionamos al inicio, muchas veces nuestro cuerpo presenta una predisposición para este tipo de cuadros. Sin embargo, es posible atenuar sus efectos y hacer nuestros períodos más llevaderos.

El primer consejo que te damos es mejorar tu alimentación con productos naturales ricos en hierro, entre ellos podemos encontrar:

1. Legumbres y verduras: Lentejas, judías, garbanzo, guisantes, berros, acelgas y espinacas.

2. Productos integrales: Pan de avena o tortillas de maíz integrales.

3. Frutos secos: Nueces, avellanas, pistachos, castañas, nueces de macadamia y almendras.

4. Mariscos: Especialmente almejas y mejillones.

5. Carnes rojas. Especialmente de ternera o de res.

Para aumentar la absorción de hierro en tu cuerpo te recomendamos añadir en tu alimentación frutas. La Vitamina C aumenta la absorción de este mineral, en tal virtud, cualquier oportunidad de consumir Kiwis, Papaya Fresas, Naranjas, mandarinas, o cualquier otro cítrico es bienvenida.

La Vitamina A tiene el mismo efecto que la vitamina C en cuanto a la absorción de hierro, por eso es bueno también consumir mangos, melón, zanahorias y calabazas.

Una rica y dieta balanceada con los elementos antes mencionados, no sólo te dará esa dosis extra de hierro que necesitas para prevenir los coágulos de sangre en la menstruación, sino que adicionalmente elevará tus defensas volviéndote más resistente ante resfríos o gripes.

El truco para aliviar los dolores de la ciática en 60 segundos
Leer más
El truco para aliviar los dolores de la ciática en 60 segundos

El segundo consejo es consultar con tu doctor la posibilidad de tomar anticonceptivos orales para reducir el sangrado. Esto, obviamente si no estás en períodos de planificación familiar en los cuales el objetivo sea quedar embarazada. Los anticonceptivos orales, además de ayudar a regularizar los periodos, reducen la cantidad de flujo y por ende la posibilidad de que se creen coágulos.

La redacción
Sin conexión
Verifique su configuración