El movimiento que pretende acabar con los complejos sobre tu vulva

Todo el mundo tiene complejos. Por desgracia, también se encuentran en los lugares más insospechados:nuestras partes intimas. Algunas mujeres se avergüenzan de sus vulvas y el movimiento de liberación de los labios vaginales está aquí para hacerles cambiar de opinión.

El movimiento que pretende acabar con los complejos sobre tu vulva
Leer más
Leer más

Los ideales de belleza poco realistas son habituales en nuestra sociedad. Pero parece que hemos alcanzado un nuevo nivel en la creación de complejos físicos. ¿Por qué? Porque hoy en día, algunas mujeres se avergüenzan de sus vulvas. El tamaño, la forma, el color... Hay muchos y todos son diferentes, pero a veces puede ser difícil de aceptar. Algo que el movimiento labia liberation pretende desafiar.

¿Qué es este movimiento?

El objetivo del labia liberation (liberación de los labios) es sencillo: aprender a amar la vulva. Si para algunos no hay ningún problema, no es ni mucho menos evidente para todos. Especialmente cuando los requerimientos físicos se exacerban con las palabras de ciertas celebridades. Por ejemplo, recordamos el caso de Maeva Ghennam. La joven estrella de la telerrealidad causó polémica después de explicar en las redes sociales que estaba contenta de haberse sometido a una cirugía plástica para tener una vagina similar a la de una niña de 12 años. El clamor desencadenó una ola de denigración para la joven, que al final es también una de las víctimas de los problemáticos ideales de belleza de nuestra sociedad.

Es muy importante recordar que la "perfección" es simplemente un mito estético que no existe. Lo mismo ocurre con la perfección "genital". Y aquí es donde entra la liberación de los labios. ¿Por qué? Porque propone un verdadero contradiscurso y ofrece una reflexión sobre la aceptación de nuestros cuerpos. Todos somos diferentes, todos somos únicos y todos somos igual de valiosos.

Con este movimiento, las influencers o ginecólogas se pronuncian en las redes sociales para mostrar que las vulvas son todas diferentes. De este modo, también están popularizando términos específicos para describir ciertas vulvas, como "outtie vulva" o "innie vulva". En el primer caso, los labios menores sobresalen de los mayores, y en el segundo, lo contrario.

La labioplastia, un fenómeno creciente

El movimiento de liberación de los labios vaginales también va en contra de la tendencia a la cirugía estética genital. Conocidas como labioplastia o ninfoplastia, estas intervenciones consisten en modificar el aspecto de la vulva para adaptarla a los cánones de belleza. Cabe señalar que este tipo de operación no tiene ninguna finalidad médica. Sin embargo, según la Sociedad Francesa de Cirujanos Plásticos Estéticos, entre 2010 y 2016, hubo un aumento del 143 % en este tipo de cirugía en Francia.

Este crecimiento puede explicarse en parte por el desconocimiento que tienen las mujeres de su propio cuerpo. Es perfectamente normal que una vulva no sea perfectamente simétrica, lisa, suave y homogénea. Por lo tanto, es necesario normalizar este discurso y explicar que no existe ninguna anomalía de base. Especialmente con las mujeres más jóvenes que están aún más expuestas a los dictados de la sociedad que a veces se transmiten.

Por último, ¿la clave de la liberación de las vulvas no empezaría por su descubrimiento? Y para eso no hay mil soluciones. La mejor manera es empezar por mirar tu propia vulva más de cerca con un espejo, porque para entenderla y apreciarla, simplemente tienes que conocerla. Para quienes no quieran hacerlo solas, algunas organizaciones feministas ofrecen talleres de grupo. Es una oportunidad para intercambiar y compartir sus ansiedades, pero también para darse cuenta de que no estás sola.