El odio al cilantro tiene una explicación científica

El odio al cilantro tiene una explicación científica

El cilantro, o te gusta o lo odias, con esta planta aromática no hay término medio. Se utiliza mucho en la cocina, ya sea, por ejemplo, para un guacamole o para aderezar una ensalada, pero algunas personas lo eliminan por completo de sus platos. Pero, ¿por qué esta aversión? ¡Pues hay un motivo científico que lo explica!

¿El cilantro te sabe a jabón? Pues el motivo es genético. El cilantro contiene aldehídos, y las personas cuyo gen OR6A2 se encuentra muy activo, tienden a odiar este compuesto orgánico. Y, sorpresa, también encontramos aldehídos en el jabón. 

Este gen se encuentra más o menos presente dependiendo de la población. Por ejemplo, el 17% de los caucásicos y el 21% de los habitantes del norte de Asia probablemente aborrezcan esta planta. Mientras que a más del 93% de los habitantes del sur de Asia es probable que les encante. 

Si a ti también te gusta, no dudes en comerla, ya que cuenta con distintas propiedades antioxidantes y ayuda a la digestión.  
Irene Peris Martínez
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración