Las 10 mejores recetas italianas sencillas y rápidas

  • Lasaña con bechamel: perfecta si se acompaña con una ensalada
  • Los clásicos espaguetis a la boloñesa
  • La milanesa
  • La burrata: frescor y belleza
  • «Pasta e fagioli», conocida en Italia como «el plato del pobre»

«Come, hija, come. ¡Que estás muy delgada!». Ya esté en los huesos o entrada en carnes, toda hija de madre italiana ha escuchado alguna vez esta frase. La mamma ha hecho de su cocina todo un arte mundial. Como nos está entrando hambre (y no le tenemos miedo a la grasa), te hemos preparado una selección de las 10 mejores recetas made in Italia.

1 – Salsa boloñesa


La ciudad de Bolonia, al noreste de Italia, es conocida por su excelente cocina. La ciudad que vio nacer a las famosas lasañas y la salsa boloñesa (o ragù alla bolognese) cuenta incluso con una academia de cocina, conocida en el mundo entero. La lasaña de esta Accademia Italiana della Cucina se compone de ternera, pancetta, cebolla, zanahoria, apio, salsa de tomate, migas de pan, vino tinto y leche o nata.


La versión francesa de la boloñesa lleva ternera o salchichas de cerdo. Los espaguetis a la boloñesa, originarios de Nápoles, son un plato muy típico que se sirve como entrante y que hay que consumir, por supuesto, al dente.


2 – Lasaña


En este plato se recupera la receta de la salsa boloñesa para su relleno. Si quieres intentar ser una verdadera mamma italiana, puedes hacer la pasta tú misma, aunque lo más fácil es comprar placas para lasaña precocidas. Aunque es una receta sencilla, requiere cierto tiempo si quieres cocinar una lasaña que sea una obra de arte culinaria. En vez de mozzarella, te aconsejamos que pongas entre placa y placa una capa de bechamel cubierta de queso gruyer rallado. Por último, esparce un poco de parmesano por encima de la lasaña para conseguir un ligero gratinado.


3 – Milanesa

Esta receta originaria de Milán se hace con ternera, cerdo o pollo. Tras empanarlo bien y freírlo con aceite de oliva y mantequilla, este tradicional manjar se sirve en Italia acompañado de ensalada, patatas fritas o verduras. Para una comida copiosa, los franceses prefieren acompañar la milanesa con unos espaguetis a la napolitana. Unas gotas de limón le dan el toque perfecto.

4 – Tomate con mozzarella y albahaca

Este queso fibroso es fundamental en la cocina italiana. Se puede encontrar, además, en restaurantes de todo el mundo. Este queso, que es el que más se produce en todo el planeta, proviene de la leche de búfala, lo que le da su famosa denominación de origen: Mozzarella di Bufala Campana. Te recomendamos este tipo de mozzarella, ya que está mucho más sabrosa que sus otras variantes. Puedes acompañarla con todo tipo de tomates, albahaca fresca, aceite de oliva y vinagre de Módena.


Los amantes de la mozzarella, si todavía no lo habéis hecho, debéis probar sin falta la burrata. De relleno cremoso, es el caviar del queso italiano.


5 – Espaguetis con almejas o alle vongole


Esta plato típico de la cocina napolitana se compone, evidentemente, de espaguetis, berberechos y/o almejas. Al igual que la mozzarella di Bufala, tienen la denominación de «producto agroalimentario tradicional» de Campania. Requieren un poco de trabajo si se quieren preparar a la perfección:


- Es muy importante limpiar bien las almejas o los berberechos. No tiene que sentirse el crujir de la arena.

- Termina de hacer la pasta en el jugo que ha quedado al cocer las almejas o los berberechos, al que habrás añadido ajo, aceite de oliva, pimienta y vino blanco.


6 – Pasta e fagioli

Este plato, conocido en Italia como «el plato del pobre», no es tan famoso como los demás. Recibe dicho nombre porque consiste en recuperar esas sobras que quedan en el fondo del armario. La pasta es el ingrediente principal, aunque existen varias guarniciones posibles, siendo las principales la verdura, las judías verdes y el apio. Como ocurre con cualquier plato elemental, tiene diferentes versiones. Servido como una sopa con una buena guarnición, es un plato copioso pero de un sabor único.

7 – Sopa romana o stracciatella alla romana

Esta sopa es una receta sencilla que se sirve en Italia entre los entrantes, que suelen ser pasta, y el plato principal. Todo un verdadero menú. Compuesta por parmesano, yemas de huevo batidas y caldo, podría considerarse la nieta de la pasta e fagioli.

8 – Saltimbocca

Este plato suave es perfecto para una comida italiana ligera (sí, es posible). Significa literalmente 'salto en la boca' y es una especialidad romana de fama indiscutible.

- Coge un filete de ternera muy fino.

- Pon por encima una loncha de jamón y una hoja de salvia.

- Rebózalo un poco en harina y enróllalo.

- Fríelo con mantequilla y, cuando le quede poco, añade un chorro de vino blanco.

9 – Osobuco

El osobuco, de origen milanés, es uno de los platos más sabrosos. Con un gran aroma, se compone de trozos de codillo de ternera y vino blanco. El tuétano se sirve y se cocina junto con su hueso. Puede acompañarse con pasta fría. Es cierto que no resulta muy atractivo, pero creednos cuando os decimos que está de muerte.

Leer más
Cocina Vietnamita: recetas fáciles para preparar cocina vietnamita.


10 – Tiramisú


Aunque empezó a hacerse conocido hace unos años, en la actualidad ha invadido literalmente la escena culinaria. Se puede encontrar en múltiples restaurantes y locales, pero su calidad varía mucho en función del autor. Si es casero, su éxito está casi asegurado, aunque un queso mascarpone mal añadido pueda defraudarnos. Para un tiramisú más cremoso, reduce la cantidad de galletas o bizcocho, y no dudes en echar bastante mascarpone en cada uno de los pisos.


¿Te mueres de hambre? Normal. Nosotros también... Ahora ya estás preparada para ser toda una mamma italiana en la cocina. Así que, ¡esperamos impacientes tu invitación, bellisima!

Saray.P
La cocina Tex Mex, platos fáciles para probar mexicano

La cocina Tex Mex, platos fáciles para probar mexicano


Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración