Olga Moreno responde a Rocío Carrasco: "No voy a dejar que nadie pisotee a mi gente"

Olga Moreno sabe que todas las miradas están puestas en ella. Se ha colado en la final de Supervivientes y espera que sus últimos coletazos en el concurso le sigan abriendo caminos: pasa de la no mención al ataque directo con Rocío Carrasco.

Olga Moreno lanza su última baza para ganar su 'Supervivientes': "No voy a dejar que nadie pisotee a mi gente"
Leer más
Leer más

Olga Moreno llegó a Honduras después del despido fulminante de Antonio David Flores de Telecinco y la emisión de los primeros episodios de la docuserie de Rocío Carrasco. Desde el primer minuto supo que aquello era su principal baza para subsistir. Semana a semana ha logrado mantenerse en el concurso. Además de ser la mejor pagada de todos los concursantes, se ha colado en la final.

Si bien siempre ha asegurado que no utilizaría lo que estaba pasando en España para su beneficio, hablar de sus trapos familiares le ha reportado muchos momentos televisivos, capaces incluso de obviar para muchos las numerosas pillerías en las que ha incurrido para conseguir los premios.

No ha dudado en reafirmar su amor hacia Antonio David - a pesar de los numerosos casos de infidelidad declarada por él mismo- ni el orgullo que siente de su familia, con especial dedicación a Rocío Flores y su hermano. En la última sesión de 'Supervivientes: Conexión Honduras' ha vuelto a llorar de emoción por los suyos, dejando algunas perlas en forma de dardos envenenados para Rocío Carrasco.

"Mi David abrazándolo, vamos, tiene que ser... Tiene que estar deseando verme. El niño ya es que es obsesión. El niño tiene que estar... Muere conmigo", explicaba a Melyssa.

"Solo quería ayudar a esos niños para que tuvieran una infancia bonita. ¡Quiero que se entere la gente! No es justo. Es un padre ejemplar. Somos buenas personas, hemos sufrido tanto, tanto, tanto... Pero si antes era fuerte, ahora más. No voy a dejar que nadie pisotee a mi gente", ha estallado Olga Moreno en lo que todos coinciden en señalar que se trata de un puñal contra Rocío Carrasco.

Ahora bien, para sus haters, esto no es más que una estrategia más para tratar de convertirse en una de las protagonistas de lo que queda de edición, una vía más para convertirse en víctima.