Marina, orgullosa de su obsesión con la cirugía estética: así habla de su último retoque

Marina García, ex concursante de la tercera edición de 'La isla de las tentaciones', suma y sigue con su cambio de aspecto: nueva operación estética, de la que anuncia un vídeo completo para explicarlo en su canal de Mtmad.

Marina, orgullosa de su obsesión con la cirugía estética: así habla de su último retoque
Leer más
Leer más

Marina García, concursante de la tercera edición de 'La isla de las tentaciones' y una de las protagonistas fuera por su lío con 'Lobo', vuelve a ser portada de los medios del corazón y trending topic en redes sociales. Pero no por su ajetreada vida amorosa, donde aún colea el trío que se han marcado ella, 'Lobo' y Lucía, la que fuera su gran amiga en el reality. Tampoco por alguna de las declaraciones de su popular madre. La culpable es su última operación estética.

Y es que Marina parece obsesionada con su aspecto físico, hasta el punto que si se compara una fotografía de hace unos dos años a ahora, no se la reconocería. Desde el minuto uno tras finalizar 'La Isla de las Tentaciones', la joven sevillana ha reconocido que no sólo no le asusta sino que le encanta pasar por operaciones de cirugía estética que la hacen sentir mejor consigo misma. Soy fan de la cirugía estética, me encanta. Tengo hechas muchísimas cosas porque me flipándole y mientras pueda, quiera y me sienta mejor conmigo misma me voy a hacer de todo”, reconocía en su estreno en Mtmad.

Entonces apuntó a que se haría de todo, y parece que se está cumpliendo. Después de una primera operación de nariz, la televisiva ha decidido pasar de nuevo por chapa y pintura para dar mejor forma a ese apéndice de su cuerpo: se trata, como ella misma ha explicado en sus stories con una imagen sobre el resultado y cómo está, de una rinoplastia secundaria, para matizar la forma de su nariz. "Os iré contando todo y os enseñaré el resultado en mi canal de 'Mtmad' el 7 de junio", explicaba a sus fans.

Normalizar la cirugía estética

No es la primera vez que Marina habla de sus alegatos a favor de la cirugía estética. Siempre ha defendido que para ella es parte del proceso que debe recorrer para sentirse bien consigo misma, para conseguir la imagen idealizada que tiene de sí misma, no la real.

Con todo, no se ha librado de las críticas, ya que a tenor de muchos de sus seguidores, su rostro ha perdido parte de la naturalidad y la personalidad que le han hecho ganarse el cariño de sus fans. Sobre todo con el primer cambio drástico que hizo, en la primera rinoplastia, el levantamiento de pómulos y la inyección de volumen en los labios.

En su caso, tiene el ejemplo de su madre, que se ha vuelto casi tan popular como la propia Marina, ya que no sólo fue madre muy joven sino que además ha reconocido que también se ha operado del pecho para ganar talla.