José Sánchez: De la casi boda tras 'La Isla de las Tentaciones' a empresario de éxito

José Sánchez saltó a la fama tras proponer en directo matrimonio a su pareja, Adelina, tras el paso de ambos por 'La Isla de las Tentaciones'. Sin embargo, nunca llegaron a casarse. ¿Sabías que es un empresario de éxito?

José Sánchez: De la casi boda tras 'La Isla de las Tentaciones' a empresario de éxito
Leer más
Leer más

José Sánchez saltó a la fama como uno de los participantes de la primera edición de 'La Isla de las Tentaciones'. En su caso, la atención se debió a que fue una de las pocas parejas que no tuvo dudas respecto al otro ni tonteó con ninguno de sus respectivos tentadores. Incluso tras la hoguera final, José pidió matrimonio a Adelina con la rodilla en el suelo. Un momento único por entonces que venía a cerrar las numerosas rupturas con algo de esperanza.

Sin embargo, el coronavirus hizo que tuvieran que aplazar la boda, y, finalmente, el amor se rompió. Ella lo achaca a que ha descubierto facetas de él que no le gustan; él, que ella ha cambiado. Ahora, cada uno por su lado, y José triunfando como empresario, faceta que compagina con su vocación como Guardia Civil.

Los negocios de José Sánchez, un ¿soltero? de oro

A diferencia de muchos de sus compañeros de aventura, José no ha utilizado la televisión para seguir enganchado a ella. Adelina tampoco. Son un caso extraño en el universo tentaciones.

Ahora bien, ha invertido adecuadamente los recursos y los ahorros y vive una vida de empresario de éxito.

En junio de este año presentaba su último proyecto empresarial: un bar de copas en la zona de Las Ventas, en Madrid, llamado ‘La Pica Lounge’. La decoración está muy cuidada, al detalle, presentada en una fiesta por todo lo alto, y con él como principal atractivo (lo que se llama un autobolo).

Además de su sueldo como Guardia Civil, tiene su propia marca de ropa, 'Jaqueshop', y además promociona en redes sociales diversos restaurantes de comida para celiacos. Por si fuera poco, también ejercer de formador de Guardias Civiles en una academia.

No es extraño que lleve un ritmo de vida más alto. Se lo puede permitir, como el cochazo de lujo que ha publicado en redes sociales, o su casa en el centro de Madrid.