Fani Carbajo rentabiliza los realities y se convierte en empresaria: este es su nuevo negocio

Fani Carbajo quiere tener un proyecto profesional fuera de las redes sociales y la televisión. Sabe que ahora está en lo alto de su proyección pública, pero que puede caer en cualquier momento. Esta es la nueva aventura empresarial de la infiel más conocida de España.

Fani Carbajo rentabiliza los realities y se convierte en empresaria: este es su nuevo negocio
Leer más
Leer más

Fani Carbajo tenía muchos sueños por cumplir. Aunque algunos no se podrán realizar, como ser policía, otros aún tienen recorrido. Para muestra, su último vídeo en Mtmad donde ha presentado su nuevo proyecto empresarial.

Inicialmente, ella había hablado de montar un centro estético, que casa más con el estilo de vida que vemos en la concursante de 'La Última Tentación', 'La Isla de las Tentaciones', 'La Casa Fuerte' y 'Supervivientes'.

Para sorpresa de muchos, su negocio no tendrá nada que ver con lo estético: un local de copas. Y no en cualquier lugar: en Las Rozas. Y otro está en camino, en Alcorcón.

Así es el local de Estefanía Carbajo en Las Rozas

Está situado en la parte trasera de un restaurante (Why not), con acceso tanto desde la zona de comidas como desde la calle.

Aunque parece algo pequeño, cuenta con área para un DJ y la televisiva espera tener una zona de sofás en las que estar tranquilamente con los amigos.

Durante el vídeo de presentación nos ha quedado muy claro que tiene aún que hacer algunas reformas, sobre todo de cara a darle su toque personal.

El objetivo de Fani Carbajo pasa por convertir el local en un centro de ocio y buen rollo referente en Madrid.

Tras la inauguración, de la que aún no ha dado fechas, espera poder abrir el otro negocio que tiene, esta vez en plena propiedad, en Alcorcón: una nave de gran espacio. En Las Rozas aunque será propietaria, tiene un socio.

En el futuro, si el negocio funciona, espera abrir otros locales en otras ciudades de Madrid y del resto de España. Su meta, que en su casa no falte un pan debajo de la mesa.